Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

22 agosto 2007

Historia de una niña de brazos


Les quiero compartir mi experiencia de crianza

A mi también me decían que si cargaba a mi bebé se iba a malacostumbrar. Inclusive lo leí en algún libro!
Con el tiempo, y mas libros que he leído, he podido formar mi propio criterio, sin embargo, quiero compartir con ustedes el resultado de mi forma de criar a mi hija.

Yo soy de la convicción de que los niños son mas buenos que malos, y reaccionan de cierta manera por algo. Por ejemplo, si creo que los niños chiquitos piden tantos brazos y atención porque eso es lo mejor para su desarrollo. Creo que los bebés mas demandantes son los que tienen los genes de los triunfadores que lograron que sus mamás no los soltaran en las épocas de las cavernas, y por eso sobrevivieron.

El cerebro del bebe humano triplica su tamaño en su primer año de vida, y todo lo que oye, siente y ve, le ayuda a estimular su intelecto, y hacer mas conexiones, el cerebro es el órgano que mas ha evolucionado de los seres humanos.
Que mejor estimulación habrá para un bebé, que estar en el lugar donde se siente mas seguro, escuchando la conversación de otros adultos, viendo las cosas que ve su mama, teniendo el punto de vista incomparable, desde los brazos de su mamá, cerca de su corazón? ¿Que cosa le puede preocupar cuando se encuentra ahí? ¿Como se sentirá ese bebe? Yo creo que se debe sentir muy amado y en armonía con el mundo. Se debe sentir valioso, porque cuando da señales de necesitar algo, alguien le ayuda a resolverlas.

Ahora pensemos en un bebé que esta sometido a un horario. Es un bebé que es alimentado cada X horas y después de eso es colocado en su cuna, dejándolo llorar hasta que se tengan que ocupar de el nuevamente para cambiarlo o alimentarlo. ¿Como se sentirá ese bebé? Debe sentirse muy frustrado, de que no tiene manera de comunicarse con la gente de su alrededor, y de que el tiene sus necesidades parcialmente resueltas. Me imagino ese bebé que esta con hambre, y empieza a llorar, y en su frustración se acaba durmiendo. ¿Como se sentirá ese bebé cuando vaya creciendo? ¿Como podrá abrazar y consolar a otra persona, si eso no es lo que ha vivido? ¿Como podrá escuchar a su pareja, si a el nadie lo ha escuchado? ¿Como podrá contarle sus problemas a su mamá si ella no lo escucho cuando el la llamaba? El ejemplo que le damos a nuestros hijos es impresionante. Todas hacemos lo que podemos según nuestras circunstancias, pero creo que las que elegimos hacer las cosas diferente, merecemos el mismo respeto que las que hacen las cosas como la mayoría.
Siempre me sorprenden las mujeres que desde el principio tienen la fuerza de escuchar a su voz interior, y no escuchan las voces externas, a mi me costo trabajo saber escuchar lo que me decía mi instinto y mi corazón, y con mi primer hijo de deje llevar mucho por la presión social, por eso lo destete antes de que estuviera lista.

Si a alguien le sirve de consuelo y esperanza, decidí conscientemente nunca dejar llorar a mis hijos. Otras cosas no las tenia tan claras, pero eso si, cargarlos y hacerlos de brazos. Abrazarlos y escucharlos. Y aunque disto mucho de ser un ejemplo, porque tengo mis días malos, como todo mundo, hacemos errores, creo que a Ani mi hija mas chica es a la que la he tenido en brazos mas tiempo. Ani desde que nació durmió conmigo. No necesitaba llorar para que la atendiera. Nunca la he forzado a comer. Casi no conoce lo que es la sensación de estar alejada de mi. Cualquiera creería que seria una niña insoportable, ¿no es así?

Bueno pues hace unos días, a sus 3 años 11 meses, fue al colegio por primera vez. El primer día un amiguito se comió su lunch y eso le hizo sentirse mal su primer día. Ya lleva 4 días de ir al colegio, y todavía no vierte una lágrima por que sabe que regresare por ella. Va contenta, ya tiene amigas, y esta adaptándose muy bien. Ya se separa fácilmente de mi. Ya puede esperar cuando necesita algo, ya no se despierta en la noche, ya come perfecto y de todo, aunque empezó a comer al año de edad, ya no la cargo todo el día, y se adapta súper bien al cambio. Si un niño llora, lo consuela. Hoy que regreso del colegio, me dijo que se divirtió muchísimo, y que hizo deportes. Es muy segura de si misma, y esto me da la certeza de que el inicio de su vida ha sido muy bueno.

Ojala que cada una pueda decidir libremente lo que quiere hacer con su bebé, como dice mi amiga Berenice, que esta en esta lista, viene tu suegra, te dice que no cargues al bebe y luego se va. Y tu eres la que se queda con el bebe llorando.

3 comentarios :

Mila dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo. Yo soy una madre joven (27 años) que tiene un niño de 3 años y una bebita de 17 meses. Al principio todo el mundo me decía que lo hacía mal. Mi hijo durmió conmigo desde los 6 meses, le dí teta hasta que él ya no quiso más, le cargué, nunca le dejé llorar. Mi niña duerme conmigo desde que nació, sigo con la teta, nunca le dejo llorar. Y sin embargo tampoco he tenido problemas. Ya nadie me dice como tengo que hacer las cosas. Quizás porque venn los -estupendos- resultados de una crianza natural, guiada por el sentido común y con el instinto como manual de instrucciones.
Un beso, a tí y tu bebita.

licet dijo...

Muy bonito el artículo. Yo soy madre de 3 niños y todos han dormido junto a nosotros desde que nacieron y hasta que se han sentido listos para dormir "solitos" esto alrededor de los 3 1/2 años. Les he amamantado mas de 2 años. Todos han llorado un monton, hasta meses cuando les toca entrar al colegio. Aunque solo por uno o dos minutos. Un dia al verme angustiada la sicologa del colegio me dijo; "no te sientas mal porque tu hijo esta llorando, eso es una clara muestra de lo feliz y estable que se siente a tu lado. Solo tres niños en todo el curso estan llorando cada dia y precisamente son hijos de madres que le han amamantado mucho tiempo .
Sin embargo luego de ese "despegue" inicial, se adaptan muy facil al resto del dia y se muestran mas conversadores, alegres y felices que todo el resto del grupo."
A partir de ahi no me volvi avergonzar de volver escuchar llorar a mi niño llorar esos instantes al despedirme.

Anónimo dijo...

Que bonito artículo, soy madre de una nena de 14 meses, es una niña muy alegre pero exigente desde el 1er día, nunca soportó dormir con nosotros lloró muchísimo y dejé q durmiera en su cunita creo q ella necesitaba más espacio :-) lo q si disfrutamos mucho es salir a todos lados juntas, siempre la cargo con el Reboso algo muy cómodo para las 2, pero igual me reclama su espacio y ahora q empieza a caminar pide bajarse a ratos... Creo q lo impotante es el respeto, cada niño tiene supropio temperamento y debemos saber reconocerlo.

¡Carga a tu bebé!