Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

03 diciembre 2007

La fuente del dolor. Por que los hombres se van

Por que los hombres se van? Por John Travis, MD
Traducido por Ana Charfén, IBCLC
Los hombres dejan a sus familias en una multitud de maneras. Aunque permanezcan en el hogar, muchos padres están emocionalmente ausentes –a través de la depresión, el trabajar demasiado, la violencia y el abuso (físico o emocional) o se sumergen en las adicciones a sustancias, a los medios, a los bienes de consumo, los deportes, la comida o el sexo.
Muchos hombres en el mundo “desarrollado” de hoy nunca tuvieron un vínculo (o tuvieron un vínculo muy pobre) con sus madres. Muchas gentes ni siquiera se dan cuenta que tan desconectados están los seres modernos unos de otros, comparados con las culturas donde el vínculo está intacto. Si, hablamos de alienación y notamos como las personas en las culturas mediterráneas se tocan unas a otras, pero no relacionamos estos fenómenos y como son los vínculos entre nosotros, con la naturaleza y con lo divino y como se han echado a perder. Yo mantengo que esta epidemia silenciosa y desapercibida es la fuente de casi todas la enfermedades de la sociedad. Los padres que abandonan a sus familias es solo la punta del iceberg.
Casi todos los hombres de nuestra cultura fueron alimentados con biberón y sometidos a otros patrones de abuso siendo bebés, que manda la sociedad , tales como dormir solos o dejarlos llorar evitando que sus necesidades no sean satisfechas. … … En lugar de obtener cariño extra, para cuando tienen 5 años los hombres en casi todas las culturas obtienen menos cariño que las mujeres. No es de sorprenderse que muchos de estos niños desvinculados se convierten en hombres que pasan buena parte de su vida buscando una figura materna que les provea del cariño del cual fueron negados siendo bebés/niños. Parte de su mecanismo de sobrevivencia es aprender a negar sus sentimientos y proyectar sus necesidades insatisfechas de cariño en sustitutos, como las mujeres, o otros externos como el consumismo, el trabajar demasiado y otras adicciones.
“---la Fuente del Dolor
Yo crecí en las granjas del oeste de Ohio en 1943. Como casi todos los bebés que nacieron en esos días fui drogado (a través de la anestesia general de mi madre, que me tomó semanas eliminar de mi cuerpo) fui sacado del útero con fríos fórceps de metal, sostenido con guantes de plástico pegajoso y puesto bajo fuertes luces, en lugar de ser recibido por manos cálidas en luz baja. Sin duda fui sostenido de las piernas hacia abajo para drenar mis pulmones (no estoy seguro si me dieron una nalgada o no, pero esa era la norma de entonces). Me pusieron nitrato de plata, que arde, en mis ojos, fui envuelto en telas rasposas y frías en lugar de permitir que mi piel estuviera en contacto con la cálida piel de la persona con la que estuve íntimamente conectado por 9 meses. Un poco más tarde, me llevaron al cunero donde me pusieron en una caja de plástico junto a Carol D, que había nacido más temprano ese día. Pase mis siguientes 10 días ahí (la norma para los inicios de los ’40) y me dieron un chupón frio de plástico con una botella de sustancia grasosa y alergénica en lugar del alimento milagroso que tres millones de años habían preparado para mi.
Luego, un día después, fui inmovilizado en un tablero y la mayoría de las más sensibles terminaciones nerviosas de mi pene fueron amputadas. Luego siguieron el abuso normativo estándar que eran las prácticas de crianza de los años 40:
1) Leche artificial para bebé, probablemente leche del Clavel evaporada
2) Un horario de cada 4 horas para alimentarme ( me daba hambre a las 3 horas, y lloraba la última hora, hasta que aprendí que no obtendría respuesta y tomé la decisión acerca de como es el mundo que formó la organización neuronal de mi cerebro, que todavía impacta en casi todo lo que hago- pedir lo que quiero no funciona, mis necesidades nunca serán satisfechas).
3) Guardado en una cuna o corral
4) Falta del movimiento continuo de ser llevado en brazos
5) Dormir solo en un cuarto separado
Casi todas estas “mejoras” fueron implementadas por los varones, en el nombre de ”las maneras modernas de criar a los niños”, ideas científicas no probadas las cuales han desde entonces probado ser destructivas de los vínculos humanos. No culpo a mis padres u otros padres de esa época, ellos naturalmente siguieron los vientos culturales, y la promesa de que la ciencia y la tecnología curaría todas las enfermedades, era en 1943, todavía una visión sin manchas.
Desde el principio, usé mi depresión como mi defensa primaria para evitar reconocer mi inhabilidad para obtener mis necesidades de cariño cubiertas. Mientras que mi defensa se ve por fuera como que la depresión esta cerrando mis sentidos y sentimientos al aislarme y ensimismarme, es solo uno de los juegos de defensas estándar que los niños adultos sin vínculos usan en su intento por escaparse al dolor de la falta de necesidades cubiertas que aún se los comen, Otras defensas incluyen adicciones, violencia, enfermedades crónicas y ecocidio ( síntomas de lo que James Prescott llamó Síndrome Somato –Sensorial de Deprivación Sensorial ( SSADS) en su investigación de vinculación temprana.
Creé un mundo “seguro” dentro de mi cabeza que me daba un sentimiento de control (ya que no tenía ninguna manera de controlar cuando sería alimentado, tocado o cargado). El hecho de que estaba desconectado de la matriz de mi vida al ser aislado de otros, mas específicamente de mi madre, limitó mi habilidad de expresar mis necesidades y me causo depresiones periódicas. Nadie reconoció mis depresiones, incluyéndome a mi mismo, hasta que estaba en la Universidad. La gente pensaba que solamente era “callado”
Mi condición no es diferente de casi todos los hombres vivos hoy, criados por los estándares culturales “modernos”. Un amigo, criado en California, tuvo tanta suerte de que su madre era de Sudamérica. El fue amamantado hasta después de los 2 años de edad y siempre me ha parecido mas feliz que cualquier otra persona que conozco…”
Ana
Jose, Alvaro & Ani
Crianza respetuosa
http://www.snugglepie.com/ezb/98280.png

No hay comentarios. :

¡Carga a tu bebé!