Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

26 octubre 2008

Video amamantar en 10 pasos, Liga de La Leche

22 octubre 2008

parteaguas: el antes y el después

Por Ana Charfén, IBCLC
La vida se dividió irremediablemente durante mi vida en algunos puntos, pero creo que el parteaguas definitivo sucedió en el momento en el que me convertí en madre.

Ese momento sirve para definirme en como era antes y como fui después.

El antes estaba marcado por una vida en la cual me percibía a mi misma como ejecutiva, a cargo de una importante área de una compañía trasnacional. En ese antes era una mujer agresiva, acostumbrada a resolver con gracia las zancadillas que el trabajo me ponía. A dirigir y defender mi grupo, y a diseñar una serie de estrategias que me ayudaran a colocar mi trabajo en una posición trascendental.

Era en ese momento cuando me encontré embarazada de mi primer hijo. Una hace toda clase de cadenas de suposiciones acerca de la maternidad, tratando de acomodarla en el futuro. Decidí en ese momento, que cuando mi hijo naciera, yo seguiría en esa "importante" labor dentro de la empresa. Mi hijo asistiría a una guardería, y sería un niño muy sociable y acostumbrado a convivir con otros niños. Sería un niño criado en comunidad.

Me dediqué a buscar un lugar en donde podría dejar a mi fruto. Encontré según yo el sitio ideal, una prestigiosa guardería con excelentes referencias.

Todo estaba resuelto, cuando mi hijo naciera, yo permanecería con el mientras durara mi incapacidad, y después de eso, el a la guardería y yo al trabajo.

Vino el momento en el que mi hijo nació, y es ese momento en el que inició mi encuentro conmigo misma a través de la maternidad. Empecé a enfrentarme con mi propia sombra, y con todo el bagaje que uno carga inconscientemente.

Como buena autodidacta y curiosa lectora que soy, comencé a leer cuanto libro acerca de crianza que se cruzó por mi camino. Unos libros contradecían a los otros, y fue dificil en esos momentos discernir cual era la senda que seguiría en cuanto al modo de criar a mi hijo.

Y empezó a crecer en mi la ineludible y sobrecogedora experiencia de encontrarme con una fuerza que me rebasaba y me desbordaba: el amor maternal. El instinto animal, el apego que la hembra siente hacia su cría.

Encontrarme con estos sentimientos tan fuertes, fue una experiencia muy reveladora: Me di cuenta de que el lugar en donde mi hijo pertenecía era en mis brazos y sobre mi corazón. Me parecía dificil poder soltarlo de mi regazo, aún para bañarme.

Me rendí sin frenos hacia el amor que mi hijo provocaba en mi, y sentí con gran intensidad la fuerza del instinto milenario.

Y llegó el momento en que tenía que regresar a mi trabajo, y mi hijo entrar a la guardería, cuando tenía 3 meses, según mis meditados planes anteriores.

El primer día de trabajo, llegue temprano a la guardería. Me senté en el cuarto donde mi hijo permanecería junto con los otros bebés y las mujeres que los cuidarían. Me abrí la blusa para amamantarlo antes de irme a la oficina. Observé la habilidad de las cuidadoras para mecer con la pierna las diferentes sillitas donde tenían sentados a los bebés, y como le daban a cada uno una cucharada de papilla.

Casi no podía contener las lágrimas...era ahí donde mi criatura se quedaría...

Llegue al trabajo y comencé con mis actividades, a las tres horas me metí al baño a extraerme la leche con mi tiraleche eléctrico. Guardé mi leche en el refrigerador.

Algo dentro de mi gritaba que lo que estaba haciendo no era correcto. Era una indescriptible necesidad de salir corriendo hacia mi hijo. Era un ahogo que me impedía pensar y que me presionaba el pecho. Unas ganas de llorar impresionantes. En ese momento decidí que era incapaz de hacerlo y no había nada que lo pudiera evitar. Regresaría por mi hijo y no me separaría de el. Me quedaría a su lado contandole las pestañas, cantándole, arrullándolo.
Es un dilema increíblemente dificil de racionalizar, por un lado lo que una creía hace pocos meses, y por otro lado lo que todo una siente de manera incontrolable.

Subí a hablar con mi jefe, y le explique la situación lo mejor que pude. Aún recuerdo sus palabras: "es muy entendible" fue lo que me dijo. Hicimos planes de como delegaría mis responsabilidades y trasladaría el poder a otra persona, y como finalmente entregaría mi area.

En ese momento, empezó a existir el después. Me liberé de todas mis ideas preconcebidas y me rendí al amor materno. Mi imagen de mi misma cambió radicalmente. De ser una mujer agresiva, me convertí en una mansa criatura. Ya no era una ejecutiva, era una mamá.

Me dediqué en cuerpo y alma a criar a mi hijo, y a descubrir la maravillosa persona que es.

Pensé que fue la mejor decisión que hice en mi vida, ya que hice con convicción lo que me pareció correcto tanto intelectualmente como con el corazón.

Luego la vida me bendijo con otras dos criaturas que llenaron por completo mi vida y me acabaron de formar como madre.

Y es ahora, varios años después, en que comienzo a notar los frutos del tiempo que han estado a mi lado, en mis brazos y en mi corazón.

barrendera con su bebe a cuestas


He aqui una impresionante fotografia que tuve oportunidad de tomar recientemente, en la cual vemos una mujer barrendera con su bebé a cuestas.

Trabajando, barriendo, muy temprano, su hijo aún dormido sobre su espalda, amarrado, arropado con un rústico rebozo, junto a su cuerpo.

Que mueve a esta mujer, aparte de una desgarradora necesidad, para levantarse temprano a barrer las calles de Contadero, Cuajimalpa, con su hijito sobre la espalda?
Que nos conmueve?

19 octubre 2008

Amamantar reduce un 40 por ciento el riesgo de contraer cáncer de mama

Amamantar reduce un 40 por ciento el riesgo de contraer cáncer de mama

Hoy se conmemora en todo el país el día contra esa enfermedad y los especialistas advierten que la prevención a través de estudios pre-clínicos es la herramienta para reducir 15.000 casos anuales
Se trata del cáncer que más afecta a las mujeres. Cada año, aparecen unos 5800 nuevos casos en la provincia, mientras en el país la cifra se ubica entre los 12 y los 15 mil casos. Recomendaciones de los especialistas del Ministerio de Salud provincial para reducir los riesgos de contraer la enfermedad.
En el Día Nacional contra el Cáncer de Mama, que se conmemora hoy en todo el país, los especialistas advierten que la prevención a través de estudios pre-clínicos es la herramienta fundamental para reducir riesgos de desarrollar esta enfermedad que causa en la provincia más de 2000 muertes al año.
Pero amamantar es también un factor central de prevención. Se estima que las mujeres que dan de mamar logran reducir en un 40 por ciento los riesgos de contraer esta enfermedad.
Así lo indicó Elvira Guidi, directora del Programa de Prevención del Cáncer Génito-Mamario (Progema) del Ministerio de Salud provincial. Los datos del programa indican que el cáncer femenino más frecuente es el de mama, con el 28 por ciento del total, y más atrás se ubican el de colon rectal (15,3), y cuello uterino (10,4).
El cáncer de mama es un tumor maligno que se origina a partir de las células de la mama y todas las mujeres, sin excepción, pueden desarrollar esta enfermedad en el transcurso de su vida.
Por esa razón, los especialistas del Ministerio de Salud recomiendan que todas las mujeres, especialmente a partir de los 40 años, se realicen una mamografía (radiografía de mamas) ya que permite descubrir aquellos tumores que, por estar poco desarrollados, no han podido ser detectados al tacto por el médico.
La prevención es la clave. El cáncer de mama no es totalmente prevenible, pero su detección a tiempo, cuando recién aparece, sólo puede lograrse a través de los controles mencionados (denominados de prevención secundaria).
"La detección de estos tumores tan pequeños puede favorecer su extirpación y curación total salvando la vida del paciente", indicó Guidi. Señaló también que todas las mujeres con más de 40 años tienen que realizarse la mamografía y que "deben perder el miedo a hacerse los estudios por temor a una extirpación de la mama. Esto no es así, se puede detectar a tiempo y evitar complicaciones".
La profesional señaló que amamantar es una forma de prevención natural, ya que la utilización de la glándula mamaria reduce el riesgo de contraer cáncer de mama en un 40 por ciento.
De hecho, mientras el cáncer de cuello uterino afecta sobre todo a mujeres de bajos recursos, el de mama es más frecuente entre mujeres de nivel socioeconómico más alto. "Se estima que esto tiene que ver con que en los hogares con mayor poder adquisitivo es más bajo el número de hijos y muchas veces se amamanta menos porque suelen pasar mucho tiempo fuera de la casa por cuestiones laborales", dijo Guidi.
En provincia, mueren 40 mujeres por cada 1.000 afectadas por cáncer de mama. En 2007, hubo 2.084 fallecimientos por esta causa. En tanto, se estima que aparecen en la provincia unos 5.800 casos nuevos por año, mientras que en el país la cifra se ubica entre los 12 y los 15 mil casos.
Con el objetivo de reforzar la prevención de la enfermedad, el PROGEMA entregó en los últimos dos años 33 mamógrafos a hospitales provinciales y 11 a hospitales municipales, así como insumos para el control de 100 mil mujeres y 12 disparadores para toma de biopsias (con lesiones palpables de mama).
Las mamografías están destinadas específicamente a mujeres de más de 40 años clínicamente sanas. No obstante, para toda mujer que tenga en su familia personas que padecieron esta enfermedad se recomienda realizar una mamografía a partir de los 30 años.
Si el resultado es bueno, recién se necesitará efectuar otra mamografía a los 40 años de edad. Y a partir de la cuarta década, la frecuencia de este estudio debe ser de dos años. Recién a partir de los 50 las mujeres deben realizarlo una vez al año.
Recomendaciones:
-Realizarse la mamografía es fundamental.
-Las mujeres menopáusicas deben evitar el reemplazo hormonal.
-También debe evitarse el sobrepeso, ya que el tejido graso genera más posibilidades de contraer cáncer de mama. En ese sentido, se sugiere realizar actividad física, comer alimentos sanos y no fumar.
-Las mujeres que tienen hijos deben amamantarlos para reducir riesgos.

Jolie planta cara al puritanismo









Jolie planta cara al puritanismo


Las fotos dando el pecho a su bebé escandalizan a la sociedad americana - Las asociaciones en defensa de la lactancia materna consideran un gesto valiente su reciente posado
José Beltrán - Madrid

madre da el pecho a su hijo. Esta imagen en blanco y negro -y tomada con una cámara desechable- podría ilustrar perfectamente un cartel en una consulta de pediatría, o incluso formar parte de una exposición sobre el germen de la vida. Pero, la cosa cambia cuando la instantánea ilustra la portada de noviembre de la revista «W», la madre de la criatura es Angelina Jolie y, el fotógrafo, Brad Pitt. La opinión pública estadounidense, en un nuevo alarde de puritanismo, ha puesto el grito en el cielo tras contemplar esta escena tan cotidiana en el primer plano de la actualidad. Nadie censuró el erotismo de su desnudo en la película «Beowulf», ni lo ajustado de su atuendo como Lara Croft en «Tomb Rider».
Lo público y lo privado
Pero Angelina ha rebasado otro límite, y no ha gustado. «Los norteamericanos se guían por la máxima ''vicios públicos, virtudes privadas''», comenta el catedrático de sociología, Fermín Bouza.
«Así, en el país cuna de la pornografía -continúa-, dar el pecho a un bebé en público está considerado como algo obsceno, en tanto que pertenece a lo privado y nadie puede romper esa frontera, una actitud propia de una cultura hipócrita como la anglosajona». Este experto en cultura de masas mantiene además que «en España un posado de este tipo sería irrelevante, pero no lo es dentro de su cultura de la hipocresía. Mientras nuestra cultura es más intolerante en las ideas, la anglosajona lo es en la transición de lo público a lo privado».
La realidad es que la «transgresión» de Jolie le ha costado caro, y eso que no ha sido la primera. Ya en 1991 la modelo Jerry Hall apareció en la portada de «Vanity Fair» amamantando a Gabriel, el hijo que tuvo con Mick Jagger.
Por esas mismas fechas y en la misma publicación, Demi Moore posó desnuda luciendo un avanzado embarazo. De aquellas portadas han pasado 17 años, pero los tabúes en Estados Unidos parecen intocables. De hecho, hasta hace diez años, mostrar el pecho para alimentar a un niño era un delito de exhibicionismo en muchos estados. Y aunque, desde entonces las leyes se han relajado, el rechazo permanece y resulta impensable contemplar esta escena en un banco de un centro comercial o en un restaurante. Lo habitual en estos casos es que la madre en cuestión compre una sábana especial para tapar la escena maternal y que cubre incluso el hombro de la afectada.
Millones de exclusivas aparte, al menos Jolie puede sentirse orgullosa, porque, frente a las críticas las asociaciones en defensa de la lactancia materna han aplaudido su gesto. «Que una famosa como ella explique cómo amamanta a sus gemelos supone un apoyo extrarodinario a una práctica que debería normalizarse», asegura Ana Angulo, de la Federación Española de Asociaciones Pro-lactancia Materna. Angulo lamenta que «hace treinta años dar el pecho en público se viera como algo normal y en la actualidad esté mal visto e, incluso, por intereses económicos se presente como una práctica que deforma la figura materna» .

12 octubre 2008

Rebozo largo de amarre para bebe, fular, wrap en COZYBEBE




En COZYBEBE nos complacemos en presentar nuestro nuevo cargador para bebé, que es un rebozo muy largo para mantener abrazado a tu bebé junto a tu corazón con una hermosa tela. Justo como se ha hecho por siglos por las mujeres mexicanas.
Este cargador, llamado baby wrap, o fular, está confeccionado en una preciosa tela rayada, flexible, fresca, hecha de una mezcla de algodón y poliester, lo que la hace elástica y suave con tu bebé y se adapta perfectamente a tu cuerpo.
La tela es suficientemente larga para que pueda ser utilizado por personas de diferentes tamaños, y se amarra a tu cuerpo, para mantener a tu bebé viendo hacia ti, acostado, o en la espalda.
Cada fular wrap rebozo largo cozybebe, incluye un folleto de instrucciones para que puedas abrazar a tu bebé y hacer diferentes amarres.
Puedes comprarlo en COZYBEBE

28 agosto 2008

Entrevista a Sue Gerhardt en “Redes”-TVE2

Eduard Punset:
Tu mensaje principal es que la mejor manera de abordar las enfermedades mentales, incluso la delincuencia y la violencia en nuestra sociedad, es ocuparnos de los niños, algo que no hemos hecho adecuadamente.Sue Gerhardt:
Bueno, mi mensaje principal es que hay que ocuparse de los bebés, y ahí estriba la verdadera dificultad, porque de alguna manera no logramos dar suficiente importancia a los bebés; hablamos de los niños, y muchos hablan de los niños pequeños, pero casi nunca se habla de los bebés. Y creo que la primera infancia es en realidad la base de la salud mental. Por eso debemos atender mucho más a lo que sucede en ese período.
Eduard Punset:
Porque dices que los primeros años tienen una importancia enorme.Sue Gerhardt:
Crucial, sí.
Eduard Punset:
¿Por qué? ¿Por qué los primeros dos años?
Sue Gerhardt:
Los primeros dos años, y también el período en el útero, del cual yo no hablo en mi libro, pero que según los últimos descubrimientos desempeña un papel fundamental. Pero, ciertamente, desde el momento del nacimiento
hasta los dos o tres años, se desarrollan muchos sistemas importantísimos en el cerebro, especialmente los que utilizamos para gestionar nuestra vida emocional: la respuesta al estrés, por ejemplo. Los diferentes circuitos bioquímicos cerebrales en el cerebro superior, concretamente en la región orbitaria frontal, se empiezan a desarrollar en ese.
Eduard Punset:
En ese período.Sue Gerhardt:
En ese período crucial, sí.
Eduard Punset:
Y ésta, realmente, es otra de tus contribuciones al debate: sugieres que lo que sucede en los dos primeros años, sea lo que sea, repercute en esa parte del cerebro que no se desarrollará hasta años más tarde, pero en la que dejará una marca para siempre. ¿Es así?Sue Gerhardt:
Sí. Todos estos aspectos tan importantes de desarrollo cerebral suceden de modo postnatal, tras el nacimiento. No se nace con ellos, ni tampoco son automáticos, sino que dependen de las experiencias que vive el bebé con los adultos o con las personas que lo cuidan. Por supuesto, la primera infancia no lo explica todo, porque el cerebro sigue desarrollándose durante toda la vida, y sin duda durante la infancia, pero los primeros años son un período concentrado en el que el cerebro establece conexiones a la mayor velocidad de crecimiento que jamás alcanzará. ¡Dobla su tamaño! Todos los sistemas son más susceptibles a influencias mientras se están desarrollando, y su principal desarrollo acaece en ese período.
Eduard Punset:
Así que, realmente, lo que afirmas en tu magnífico libro, Why Love Matters, es que, para que un ser humano sea independiente, debe haber sido primero un bebé dependiente.Sue Gerhardt:
Exacto: eso es.
Eduard Punset:
Y es este tema de la dependencia el que desconocemos. ¿Sabes? Es gracioso, pero he visto, incluso en mi familia, o en las familias de amigos, situaciones en las que, cuando el bebé empieza a llorar desde la cuna, la abuela, la madre y la hermana del bebé reaccionan de manera diferente. Una puede salir corriendo hacia el bebé para que deje de llorar, la otra tal vez diga: «déjale llorar durante un rato, así aprenderá disciplina», y la otra dirá: «¡no! Lo mejor es que llore hasta que se canse». ¿Sabemos algo, en realidad? Tengo la impresión de que no estamos aprendiendo nada al respecto.Sue Gerhardt:
Pues no es una ciencia exacta, el cuidado de los niños no es una ciencia exacta, depende de cada niño, y de lo que cada niño pueda tolerar. Lo importante es que el bebé no se estrese demasiado. Si no lo hace, sea cual sea la manera en la que sus padres le cuiden, le irá bien. Pero el problema es que si este proceso persiste durante demasiado tiempo, o se cronifica durante semanas o meses, puede tener efectos muy perjudiciales, especialmente para los bebés. Algo que creo que debo explicar es que los bebés no pueden gestionar un estrés excesivo. No pueden deshacerse de su propio cortisol. Como adultos, nosotros sí podemos, hemos descubierto maneras de gestionar el estrés. Llamamos a un amigo, o nos vamos a tomar algo.
Eduard Punset:
Sí.Sue Gerhardt:
O nos tomamos una taza de té, o un baño caliente, lo que sea.
Eduard Punset:
Para librarnos del estrés.
Sue Gerhardt:
Sí, tenemos varias maneras de calmamos. ¡Pero los bebés no! No pueden gestionar su propio cortisol, dependen de los adultos para eso. Y a los bebés les resultan estresantes cosas relativamente pequeñas. Por ejemplo, para un bebé estar lejos de su cuidador durante demasiado tiempo es muy estresante, ¡porque le va en ello la supervivencia! Un bebé no sabe si sobrevivirá o no: necesita a alguien que le cuide.
Eduard Punset:
En lo que respecta a la organización del trabajo, al papel de la mujer en la sociedad, a la educación. es fantástico, ¿no? Cuando pienso en el grado de ignorancia sobre las emociones de adultos y bebés, me pregunto cómo demonios sobrevivieron nuestros antepasados, o nuestros padres. Dices que ahora sabemos un poco más al respecto, pero que todavía no se ha difundido a la sociedad. ¿Qué podríamos hacer para difundirlo, para cambiar los sistemas educativos, si es que sabemos exactamente qué hacer?Sue Gerhardt:
Creo que debemos ayudar al cuidado de los bebés en la primera infancia con estrategias nuevas, porque desde la revolución de la mujer, ¡la situación ha variado mucho!
A mi clínica acuden madres que dicen que van a dejar a su hijo o hija en una guardería (y hablamos de un bebé de unos cinco meses) porque el bebé necesita vida social. Creen que necesita vida social, estimulación. ¡Pero los bebés no necesitan este tipo de estimulación! Lo que necesitan es una atención personalizada, los cuidados y la receptividad de alguien que los conozca perfectamente y que pueda entenderlos y regularlos bien. Esto es lo que pone en marcha el sistema, de hecho.
Por eso creo que debemos replantearnos cómo cuidamos a nuestros bebés, ¡y con esto no quiero decir que haya que retroceder y hacer que la mujer se quede en casa! En lugar de eso, creo que debemos avanzar y pensar en estrategias para ayudar a los padres a llevarlo mejor y a tener más información sobre las necesidades de los bebés, a contar con más apoyo y a tener redes comunitarias e instituciones que les brinden ayuda de una manera realmente activa.
Eduard Punset:
¿Crees que es una idea popular? ¿Es políticamente correcto poner de nuevo a los bebés en el centro de nuestras preocupaciones? Lo digo porque a nadie parece importarle demasiado.
Sue Gerhardt:
¡No! ¡Es muy difícil hacer que la gente hable de los bebés! Muy difícil, porque los bebés se consideran aburridos, insulsos, nada interesantes. Muchas personas creen que los seres humanos no son interesantes hasta que aprenden a hablar y tienen un cerebro que les permite comunicarse verbalmente. ¡Pero, en realidad, los bebés son increíblemente interesantes! Y cuanto más entendemos lo que acaece dentro del cerebro de un bebé, más interesante se pone la cosa, sin duda.
Eduard Punset:
¿Pero cuál es el siguiente paso? ¿Qué hay de la escuela? Ante todo, es importante que tengan la seguridad y la autoestima necesarias para manejarse en el mundo exterior. ¿pero qué debería lograr la escuela, los años de escolarización? ¿Tal vez despertar la curiosidad, favorecer la búsqueda de relaciones, de conocimiento?Sue Gerhardt:
En realidad no estoy muy capacitada para responder a esta pregunta, porque lo que yo estudio son los bebés, pero lo que sí que sé es que los niños que tienen unos vínculos afectivos seguros funcionan mejor en la escuela, su rendimiento es superior en todos los aspectos. Consiguen más cosas, y además logran entablar una mejor relación con sus compañeros. ¡Pero hay tantas cosas que han pasado ya cuando llegan a la escuela!
Eduard Punset:
¿Y qué deberíamos hacer con los bebés? La verdad es que no sabemos muy bien qué hacer. Lo que sí sabemos, gracias a experimentos con ratas y cabras, es que lamer a las crías o acariciarlas les da un sentimiento de bienestar. ¿pero qué más? Es decir, además de lamer a las crías, ¿cuál sería tu consejo para los padres?Sue Gerhardt:
¡Mi consejo sería no lamer a los bebés!
Eduard Punset:
¡No!
Sue Gerhardt:
Aunque probablemente no haría ningún daño.
Eduard Punset:
¿Qué les dices a tus pacientes, básicamente?
Sue Gerhardt:
Pues bien, mi consejo sería, supongo. que el tacto está resultando muy importante para el desarrollo. Así que hay que sostener en brazos al bebé, llevarlo a los sitios, tocarlo. todo lo que genere placer, de hecho; porque las pruebas parecen demostrar que las sustancias bioquímicas relacionadas con el placer y con todo lo que genera placer realmente ayudan a que se desarrollen las funciones superiores del cerebro. Por tanto, mantener el contacto visual, sonreír, jugar, y divertirse con el bebé… Tener en brazos al bebé, tocarlo, masajearlo. todas estas cosas ayudan mucho, no solamente porque quizá formen parte de la gestión del estrés, sino también porque ayudan a la región orbitaria frontal del cerebro. Para algunas enfermedades mentales, como los trastornos de la personalidad (y ahora hablo como psicoterapeuta que trabaja con adultos que padecen algún trastorno o se sienten infelices) la investigación actual demuestra que, en los trastornos de la personalidad, concretamente, todo apunta nuevamente a la primera infancia. Hay una enfermedad llamada trastorno límite de la personalidad.
Eduard Punset:
Sí.
Sue Gerhardt:
Y quienes la padecen tienen problemas bastante graves. pues bien, al empezar a investigar sus cerebros, se ha descubierto que las partes cerebrales que se desarrollan en la primera infancia. la respuesta al estrés, los niveles de cortisol. todo es muy alto. Y hay una hiperactividad en la amígdala, el sistema de detección de amenazas. Las regiones orbitarias frontales, las que podrían ayudarles a gestionar el estrés y calmar la amígdala.
Eduard Punset:
Se reducen.
Sue Gerhardt:
Se reducen o directamente son inactivas. y lo mismo sucede con otras partes prefrontales del cerebro que participan en la gestión de las emociones. Cuanto más sabemos de neurociencia, más claro resulta que hay muchos problemas en la sociedad (ya sea la conducta antisocial, o los trastornos de la personalidad o la conducta, los pacientes en centros de salud mental. no hablo de la esquizofrenia, sino de trastornos de la personalidad y depresión y problemas de este tipo) que están muy, muy relacionados con la primera infancia, así que si queremos proteger a la sociedad de las consecuencias de este tipo de conductas.
Eduard Punset:
Que muchos dicen ahora que son la principal amenaza para el futuro.Sue Gerhardt:
¡Eso es! Supuestamente la depresión ha aumentado drásticamente, y también los trastornos de la personalidad y la conducta antisocial. Pero. ¿sabes? Nuevamente, hay una solución: prestar más atención a la primera infancia, que es cuando empiezan estas cosas.

27 agosto 2008

Cuando la marca no lo es todo

Cuando la marca no lo es todo

Una empresa de Estados Unidos, que distribuye sus productos con distintas marcas, les está mordiendo el mercado a los grandes productores de fórmulas lácteas para bebés.
Por Diego Cevallos

Aunque la venta de fórmulas lácteas para bebés en México es una carrera plagada de obstáculos y regulaciones estrictas, la competencia arrecia. Cuatro empresas dominan la escena, mientras una quinta de reciente incorporación se abre paso con una estrategia novedosa: “La marca no importa”. PBM Products de Estados Unidos llegó en 2005 a México, donde la venta de fórmulas representa unos 250 millones de dólares anuales. Esta firma elabora el producto en su planta en el estadounidense estado de Georgia y lo importa para comercializarlo bajo diversas marcas, dependiendo de cada tienda de autoservicio. Aunque el nuevo competidor apenas cuenta con 10 empleados fijos en el país, tiene ya poco menos del cinco por ciento del mercado. Con base en su experiencia en otras plazas como Estados Unidos, Canadá, China, Dinamarca, Italia, Noruega, Libia y Suecia, confía en que sus métodos de promoción le permitirán coronar su tercer año en México con un incremento significativo en las ventas.Crecer en el sector de sucedáneos de la leche materna, como se denomina en el argot médico a las fórmulas, es una tarea difícil y controvertida. México mantiene vigentes políticas para frenar la promoción de fórmulas para bebés de hasta un año en cumplimiento de un acuerdo suscrito en 1981 por la mayoría de países en el marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ese instrumento considera que la leche materna es insustituible y debe imperar por sobre cualquier oferta. La normatividad indica que los productores no pueden hacer publicidad ni entregar muestras o literatura a mamás y médicos pediatras sobre las fórmulas en las etapas uno (hasta seis meses) y dos (hasta los 12 meses). Es más, la industria está obligada a promocionar la leche materna. Pero en muchos países, incluido México, grupos que dan seguimiento al tema, denuncian que las firmas evaden sus obligaciones de diversas formas y que se mueven “al filo de legalidad”. “A fuerzas estamos todos regulados en este tema. Pero sabemos que la tendencia de los pediatras es darle pecho y fórmula alternados a los bebés y nuestra oferta es la mejor opción –declaró a PODER Sonia Oropeza, directora general de PBM Products–. Tenemos todavía en México un parte pequeña del pastel, pero sí puedo decir que al menos uno de ellos, de los grandes [competidores], ya está muy preocupado por nuestro rápido crecimiento”. La ejecutiva relató que esa preocupación se expresó meses atrás en presiones a las tiendas de autoservicio para que no compren los productos de PBM. Incluso un competidor utilizó el argumento de que “no cumplimos con los estándares de calidad, lo que es una falsedad total”, afirmó.La fortaleza de esta firma creada en 1997 en Estados Unidos por el empresario Paul B. Maning, radica en sus bajos costos. En México, los precios de las fórmulas de la transnacional están entre 35 y 37 por ciento por abajo de las que ofertan las dominantes en el sector: Nestlé, Mead Jonhson, Wyeth y Abbott. “Somos más baratos porque para nosotros la marca no es lo importante, lo que no sucede con otras empresas que le apuestan mucho a ese punto y gastan en mercadotecnia”, señaló Oropeza.En la cadena Wal-Mart la leche de fórmula del nuevo jugador se oferta como Equate, en Comercial Mexicana como Nutra Enfant, en Sam’s Club como Member’s Mark y en las tiendas norteñas HEB como Heb Baby. Aunque son denominaciones diferentes, el producto es exactamente el mismo: un sucedáneo que se promociona como bajo en grasas y azúcares. La firma estadounidense que a nivel global vende anualmente más de 200 millones de dólares en leche de fórmula, implementos para bebé y bebidas para diabéticos, incrementó sus importaciones de leche en polvo a México de 22,500 kilogramos en 2005 a 128,000 en 2007 y este año va por más. Además anunció que el segundo semestre del año lanzará al mercado mexicano bebidas especiales para diabéticos que al igual que con las fórmulas cada tienda de autoservicio venderá bajo su propia marca.También tiene en la mira entrar a competir con algunos cereales y frutas para menores, bajos en azúcares y grasas; productos que ya se venden en Estados Unidos por PBM, pero que son producidos por Gerber Products.
¿ESTRATEGIAS AL FILO DE LA LEGALIDAD?
En México nacen cada día un promedio de 5,890 bebés. Son el potencial mercado del puñado de transnacionales que dominan el nicho de fórmulas. Para estas firmas, cada mamá que evita su producto representa un cliente menos. Naciones Unidas, los gobiernos y numerosos grupos sociales favorecen la lactancia por los beneficios que conlleva para la salud física y emocional del recién nacido, la mamá y su relación. Además, no cuesta nada y está disponible todo el tiempo siempre que la madre esté preparada, sana y que su bebé no tenga problemas que le impidan succionar.La leche materna contiene componentes vitamínicos, anticuerpos, minerales y grasas que ningún sucedáneo ha podido igualar a pesar de los avances progresivos que hay en su formulación, coinciden en señalar todos los estudios científicos. La OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia recomiendan que la lactancia materna sea exclusiva dentro de los primeros seis meses de vida, y que constituya parte importante de la alimentación durante el resto del primer año. Las investigaciones indican que la leche materna cubre los requerimientos nutricionales del lactante de hasta cuatro meses en 95 por ciento. Al sexto mes, ese aporte disminuye a 80 por ciento, en el noveno a 60 y al cumplir los 12 meses a 32.5 por ciento.Hasta finales de los setenta hubo una feroz lucha entre las empresas y los médicos, organizaciones sociales y activistas que discutían sobre las fórmulas, creadas a inicios del siglo XX. Las productoras llegaron a desplegar campañas publicitarias cuyo mensaje indicaba que alimentar con biberón era igual que hacerlo con el pecho. En el sector femenino llegó a pensarse incluso que amamantar era sinónimo de pobreza e ignorancia y que no hacerlo permitía conservar la forma de los senos.Finalmente, las empresas aceptaron que su negocio tenía que ser acotado. Así, en 1981 los gobiernos del mundo aprobaron el Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna. Para cumplir con los postulados de ese instrumento, en México se han firmado cuatro acuerdos –1991, 1995, 2000 y 2007– entre fabricantes y distribuidores de fórmulas, la Secretaría de Salud y el Comité Nacional de la Lactancia Materna. Todos apuntan a promover la lactancia y a garantizar el uso de fórmulas siempre que no exista otra opción.
Ana Charfen de la Liga de la Leche de México, quien desde 2001 asesora a mamás sobre lactancia a través de charlas periódicas en la capital, sostuvo que las empresas de fórmulas “hacen cualquier cosa para vender”, incluso violando los compromisos que han firmado. “Es que no hay sanciones claras contra ellas”, declaró Charfen a PODER.
El director de la organización no gubernamental El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, piensa algo similar. “Las empresas se mueven al filo de la legalidad y transmiten el mensaje de que sus productos son superiores a la leche materna”, señaló este activista a PODER.El gobierno del presidente Felipe Calderón se comprometió a realizar una evaluación del acuerdo de 2007 suscrito con los productores, pero hasta la fecha no hay información disponible sobre el tema.
Juan Lozano, director de asuntos corporativos de Wyeth, uno de los mayores competidores en leche de fórmula en México, declaró a PODER que su empresa cumple de forma estricta con las regulaciones. “Tenemos la confianza moral y científica plena de que la lactancia materna es fundamental en el primer año de vida de los bebés –afirmó–. Pero hemos recibido testimonios numerosos de médicos en diversos lugares de México que nos indican que hay quienes [en la competencia] no lo han cumplido”. “No estoy yo en el papel de hacer denuncias porque esto corresponde a las autoridades”, añadió.Otras empresas del giro de las fórmulas fueron consultadas sobre el tema, pero no habían respondido al cierre de esta edición.LECHE MATERNA A LA BAJALas cifras oficiales sobre lactancia materna son confusas. No obstante, el gobierno asegura que ha ganado terreno. Según la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica de 1997, la práctica de la lactancia materna imperaba en 88.6 por ciento de la población. La Encuesta Nacional de Nutrición de 1999 apuntaba que sólo 25 por ciento de los niños eran alimentados exclusivamente con leche materna durante sus primeros cuatro meses de vida y sólo dos de cada 10 en los primeros seis meses. Y un sondeo nacional realizado por el Instituto Mexicano del Seguro Social en 2003 reportó una prevalencia de la lactancia materna exclusiva al cuarto mes de sólo 30.5 por ciento.En octubre de 2007, el secretario de Salud, José Ángel Córdova declaró que “desafortunadamente en nuestro país se han desarrollado prácticas promocionales de las fórmulas infantiles que han propiciado que un significativo número de madres opten por alimentar a sus hijos sin recurrir al seno materno como el medio único de nutrición del menor hasta los seis meses de edad”.La directora de PMB Products concede que hay controversia, pero asegura que su empresa está convencida que los contenidos de las fórmulas “jamás van a reemplazar a la leche materna y el vínculo que establece la lactancia entre mamá e hijo”. Además sostiene que su firma cumple al pie de la letra con las regulaciones.Oropeza informó que estudios de mercado contratados por su empresa revelaron que más de 50 por ciento de la mamás que dan a luz son solteras y trabajan. “Las mamás se reintegran muy rápido a la fuerza laboral y es muy cómodo para ellas usar las fórmulas. Somos la mejor opción para estas mujeres que necesitan un complemento para la nutrición de sus hijos”, expresó.Desde enero de 2006, PBM Products promociona sus productos en las tiendas de autoservicio de la capital, Guadalajara, Mérida, Monterrey, San Luis Potosí, Puebla y en León a través de 45 mujeres especialmente capacitadas. Estas promotoras se acercan a potenciales consumidores para hablares de la leche de fórmula y entregarles muestras y folletos. “Sólo de la etapa tres [para niños mayores a un año], pues antes no se puede”, aclaró la ejecutiva. “Las demostradoras trabajan de martes a domingo y deben visitar dos tiendas por día. Cada una debe visitar 300 tiendas”, explicó. Además reveló que otras 22 personas están visitando pediatras. “Lo que les dejamos es literatura médica y muestras de etapa tres. La respuesta ha sido muy buena, pues un 85 y 90 por ciento de los doctores nos están recomendando”, afirmó.Otra estrategia que aplicó PBM en 2007 y que ahora está suspendida, aunque no descartada para volver a escena, es la inclusión de publicidad en una revista sobre bebés que se entrega a las mamás que salen de los hospitales luego de dar a luz. Varias de estas formas de promocionar, que según los activistas son cuestionables, también son aplicadas en mayor o menor medida por los otros competidores. Sin embargo, nadie iguala por ahora a PBM Products en su política de relegar la marca para obtener precios bajos.

A Favor de la Via Lactea

A favor de la vía láctea
La leche materna no sólo es un vínculo entre madres e hijo, es la fuente de alimentación principal para el bebé.
Lizbeth Hernández
Fotos: Cortesía concurso de fotografía del Hospital Marina Alta de Denia, España
Simplemente no tiene sustituto y es un acto de amor. La leche materna no sólo es un vínculo entre madres e hijo, es la fuente de alimentación principal para el bebé y trae consigo beneficios de los que poco se conocen. Por ello y para difundir su importancia, la Organización Mundial de la Salud (OMS), eligió la primera semana de agosto para crear conciencia.
En la actualidad hay varias instituciones involucradas en difundir el tema, se organizan cursos, seminarios, marchas y se distribuyen folletos informativos. Entre las organizaciones vinculadas, resaltan: La Alianza Mundial pro Lactania Materna(WABA), Red de Grupos Pro Alimentación Infantil (IBFAN), La Liga Internacional de la Leche (LLLI), International Lactation Consultant Association (ILCA) y la Academy of Breastfeeding Medicine (ABM).
En nuestro país, la Liga Internacional de la Leche tiene amplia presencia. Hay especialistas en lactancia que imparten cursos de cuatro sesiones para informar a las mamás, ellas están divididas por zonas y forman parte de las 3 mil líderes que hacen lo propio en todo el mundo.
Ana Charfen es la especialista de la zona poniente, sus cursos se imparten para las interesadas en Santa Fe, Interlomas y Polanco. “No son clases formales es más bien un grupo de apoyo para que las mamás compartan sus experiencias, se les da información actualizada sobre el tema, son cuatro sesiones y nos reunimos una vez al mes. Las pláticas no tienen costo y se aceptan a todas las mamás sin condicionamiento de religión, clase social o edad”, asegura Ana.
Entre los temas que se tratan en las reuniones destacan: la superioridad de la leche materna, las primeras semanas del bebé, prevención de dificultades y nutrición y destete. De acuerdo a su experiencia, Charfen resalta que existen mitos y desinformación al respecto.
“El ser humano es el único mamífero que sustituye su leche por la de otro animal. Las mamás dejan de alimentar a sus hijos a los seis meses en su mayoría y eso no es recomendable. La leche humana es un líquido vivo lleno de vitaminas y anticuerpos que cada bebé necesita, cada madre tiene su fórmula exacta, nosotros recomendamos que se destete a los niños hasta los dos años de edad o mas”.
Entre los beneficios que trae la lactancia está el formar niños mejor alimentados, menos enfermizos, más despiertos e inteligentes. Está comprobado que los bebés que reciben leche del seno materno son más seguros e independientes, es además una sustancia balanceada y estéril, está al alcance del lactante, no tiene costo y su temperatura siempre es la adecuada.
“La leche humana no pierde sus beneficios a partir de cierta edad, por eso se recomienda que sea hasta los dos años o mas. Hay que tomar en cuenta que cada madre tiene la leche es especial para su hijo, con la cantidad exacta de nutrientes y anticuerpos”, afirma Ana.
Entre los mitos más frecuentes están los horarios a los que se les debe de dar de comer a los niños: “Los bebés no conocen de horarios y hay que darles de comer cuando ellos tengan hambre no importa las veces que sean. La leche materna se rige por la ley de la oferta y la demanda, si el bebé toma menos el cuerpo deja de producir tanta leche, sólo le da lo que él necesita”, detalla Ana.
Amamantar es un acto de amor, un vínculo estrecho entre el recién nacido y la madre, es al mismo tiempo uno de los mayores beneficios que un recién bebé puede recibir para su desarrollo fisiológico, emocional y psicológico.
Direcciones de los cursos
Interlomas
Salón de fiestas Yupi Upy
Palo solo # 20
Hacienda de las Palmas
Santa Fe
Cambia de lugar
Hablar con Ana al tel. 55-2163-1100
Polanco
Molière 342
Planta Baja
*Sí quieres aportar dinero para La Liga de la Leche de México, favor de hacerlo a la cuenta número 0136772587 de Bancomer.
Para más información visita las siguientes ligas:
La liga de la lechehttp://www.llli.org/LangEspanol
World Alliance for Breastfeeding Action : WABAhttp://www.waba.org.my/

03 julio 2008

Ser padres durante las noches.

Ser padres durante las noches.
Adaptado de 31 maneras de hacer dormir a tu bebe y que permanezca dormido mas fácilmente, www.askdrsears.com
1. Desarrollar una actitud realista sobre el cuidado nocturno. Dormir es como comer, no es un estado al que puedas forzar a tu bebe. Lo mejor que puedes hacer es crear un ambiente seguro que permita dormir al bebé. Una meta realista a largo plazo es ayudar a tu bebé a desarrollar una actitud saludable acerca del sueño, que dormir es un estado placentero para estar y seguro para permanecer en el. Así como el cuidado diurno es una inversión a largo plazo, lo es el cuidado nocturno. Enseña a tu bebé una actitud de descanso para dormir cuando sea pequeño y tanto tú como tus niños dormirán mejor cuando sean mayores.
2. Cuidado con los entrenadores del sueño. Desde que los libros de paternidad abordaron el tema de la crianza de bebés, los que entrenan para dormir han promocionado fórmulas mágicas que prometen hacer que los bebés duerman durante la noche- a cierto precio y con su riesgo. La mayoría de estos estas técnicas de entrenamiento son simplemente variantes del viejo método de dejarlo llorar. Y la tecnología ha encontrado su camino en el cuidado nocturno del bebé para proveer a los cansados padres con una variedad de aditamentos para inducir el sueño, diseñados para arrullar al bebé que duerme sólo en su propia cama: cunas oscilantes, cunas que vibran imitando a un coche y osos de peluche que "respiran". Todos prometen sustituir a los padres por la noche. Use su discernimiento antes de usar algún método para hacer a su bebé dormir. Antes de intentar un programa para inducir el sueño, sea usted como un juez. Ejecute mentalmente estos programas para usted mismo a través de su sensibilidad interior antes de intentarlos en su bebé, especialmente si se trata de dejarlo llorar solo. ¿Este asesoramiento suena sensato? ¿Se ajusta al temperamento de su bebé? ¿Se siente bien? ¿Le parece correcto?
3. En la superficie, entrenar al bebé suena muy liberador, pero es una ganancia a corto plazo, a cambio de una pérdida a largo plazo. Usted pierde la oportunidad de conocer y convertirse en un experto en su bebé. Su bebé pierde la oportunidad de crear un clima de confianza en sus cuidados. Usted dejará de valorar sus propias claves biológicas, su instinto, su juicio, para sustituirlos siguiendo el mensaje de alguien que no tiene vinculación biológica, ni el apego, ni ha invertido en su bebé.
4. Sea flexible. Ningún enfoque funcionará con todos los bebés todo el tiempo o incluso siempre con el mismo bebé. No insista en un experimento que ha fallado. Si el " programa de sueño " no está funcionando para su familia, deséchelo. Desarrolle un estilo de crianza nocturna de los hijos que funcione para usted. Los bebés tienen diferentes temperamentos nocturnos y las familias variados estilos de vida. Siga trabajando en un estilo de crianza nocturna que se ajuste al temperamento de su bebé y a su propio estilo de vida. Si está funcionando, apéguese a él. Si no, permanezca abierto para tratar otros estilos de crianza nocturna. Y, este preparado para que un estilo de crianza nocturna funcione en una etapa de la vida de un niño, pero que sea necesario un cambio cuando entra en otra fase. Manténgase abierto para tratar diferentes enfoques del cuidado nocturno. Siga las instrucciones de su corazón, en lugar de los consejos de entrenamiento del sueño de alguien extraño, y usted y su bebé desarrollarán el estilo correcto de crianza nocturna para su familia.
5. Decida dónde duerme mejor su bebé. No hay lugar correcto o incorrecto para dormir a los bebés. Siempre que todos los miembros de la familia duerman mejor será el arreglo adecuado para usted y su bebé. Algunos bebés duermen mejor en su propia cuna en su propia habitación, algunos duermen mejor en su propio moisés cuna en el dormitorio de los padres, otros bebés duermen mejor acurrucados justo al lado de mamá en la cama de sus padres. Muchos padres prefieren el Co-Lecho. Siendo realistas, la mayoría de los padres utilizan diversos arreglos para dormir en las varias etapas durante los dos primeros años. Sea abierto para cambiar de estilo así como las necesidades de desarrollo del bebé y su situación familiar cambian.
6. El sueño no es un estado al que pueda forzar a su bebé. El sueño deberá ocurrir naturalmente a su bebé. Su papel durante la noche en la crianza de los hijos es establecer las condiciones que hagan atractivo el sueño y que presente señales que sugieren al bebé que se espera que duerma. Lo que no funciona una semana puede funcionar la próxima.
7. Acostumbre a su bebé a una variedad de asociaciones con el sueño. La forma en que un bebé va a dormir por la noche es la forma en que espera volver a dormir cuando despierta. Por lo tanto, si su bebé es siempre mecido o amamantado para dormir, va a esperar a ser mecido o amamantado para volver a dormir. A veces, amamantarlo para dormir, a veces arrullarlo para dormir, a veces cantarle, o usar grabaciones, y cambiarse con su cónyuge para llevarle a la cama.
8. Apapacho diurno. Pasar el día tranquilo es probable que lleve a una noche de descanso. Entre más apegado esté a su bebé durante el día y el bebé sea abrazado más y reconfortado durante el día, más posibilidades habrá de que esta tranquilidad sea llevada también a la noche. Si su bebé pasa la noche inquieto, lleve un inventario de las circunstancias inquietantes que pudieron ocurrir durante el día: ¿Está demasiado ocupado? ¿Son los servicios de guardería y el proveedor de cuidado de niños el adecuado para su bebé? ¿Su bebé pasa mucho tiempo en los brazos de un cuidador afectuoso, o es más un bebé en su cuna durante casi todo el día? Hemos observado que los bebés se llevan cargados en rebozos durante varias horas al día se comportan mejor por la noche. Cargar y mimar al bebé lactante durante el día lo tranquiliza y ese comportamiento lleva a más descanso durante la noche.
9. Establezca siestas rutinarias consistentes y previsibles. Escoja el momento del día que usted está más cansada, por ejemplo las 11:00 am y 4:00 pm Acuéstese con su bebé en estos momentos todos los días durante aproximadamente una semana para que su bebé se acostumbre a una rutina de siestas durante el día. Esto también le obliga a establecer momentos de descanso muy necesarios durante el día, en lugar de tener la tentación de "finalmente hacer algo", mientras que el bebé hace las siestas. Los bebés que tienen consistentes rutinas de siesta durante el día es más probable que extiendan su sueño por la noche.
10. Establezca un horario y rituales para la hora de dormir. Los bebés que gozan de horarios consistentes y rituales familiares para ir a dormir, por lo general, se duermen más fácil y permanecen dormidos durante más tiempo. Sin embargo, debido a los estilos de vida modernos, los horarios consistentes para dormir temprano no son tan comunes, ni realistas, como solían ser. Los dos padres ocupados a menudo no llegan a casa hasta seis o siete de la noche, por lo que es común que los bebés de más edad y niños pequeños dejen para después el ritual de la hora de acostarse. Se trata del tiempo que comparten con sus padres y van a aprovecharlo lo más que puedan. En algunas familias, una siesta por la tarde y acostarse más noche es más práctico. Los rituales familiares establecidos para acostarse preparan al bebé para dormir. La secuencia de un baño con agua tibia, balanceo, lactancia, canciones de cuna, etc., hacen al bebé sentir que el sueño ya viene. Capitalice un principio del desarrollo infantil temprano: los patrones de asociación. El cerebro en desarrollo de su bebé es como una computadora, hace el almacenamiento de miles de secuencias que se convierten en patrones. Cuando el bebé encaja en la primera parte del ritual para antes de dormir, está programado para toda la secuencia que resulta en terminar durmiendo.
11. Calmarse. De al bebé un baño con agua tibia seguido de un suave masaje para relajar los músculos tensos y la mente ocupada. Tenga cuidado, sin embargo, porque esto estimulará algunos bebés.
12. Sacie a su bebé durante el día. Los bebés necesitan saber que durante el día es para comer y la noche es principalmente para dormir. Algunos bebés mayores y niños pequeños están tan ocupados jugando durante el día que se olvidan de comer y durante la noche hacen vigilia con frecuencia para alimentarse. Para invertir esta costumbre, alimente a su bebé por lo menos cada tres horas durante el día para agrupar su alimentación durante las horas de vigilia. A veces el bebé puede intentar una alimentación completa la primera vez que despierta de noche, sin embargo, algunos bebés, especialmente los lactantes amamantados, adquieren el hábito de (nibbling) pegarse al pecho toda la noche.
13. Vestirse para la ocasión. Pruebe diferentes maneras de arropar a su bebé por la noche. En los primeros meses, muchos bebés gustan de "dormir apretados," envueltos en una segura manta de algodón para bebé. Lactantes de más edad gustan para dormir el estilo "suelto", y pueden extender su horario más tiempo usando ropas sueltas que permiten más libertad de movimiento. A menudo, vestir a su bebé con ropas cómodas durante el día, pero más ajustadas a él por la noche, son condiciones para que el bebé pueda asociar el sueño con vestir ajustado. Un bebé que pasa demasiado calor o demasiado frío puede no descansar bien por ello. Ajuste las capas de ropa de acuerdo a la temperatura de la habitación y los hábitos de sueño de su bebé. Los bebés propensos a alergias suelen dormir mejor usando pijamas 100 por ciento algodón.
14. Sonidos para dormir. Sonidos repetitivos, casi monótonos que arrullan al bebé para dormir se conocen como ruido blanco, tal como los sonidos de un ventilador, aire acondicionado, o incluso grabaciones de ruidos del útero o el ruido de la aspiradora. Asimismo, intente dejar correr el agua de un grifo o ducha cercana, un burbujeo de acuario, un reloj marcando en tono alto, o un metrónomo fijado en sesenta latidos por minuto. Estos sonidos que inducen al bebé a dormir, le recuerdan los sonidos que se acostumbró a escuchar en el útero.
15. Déjele algo de mamá. Si tiene un bebé sensible a la separación, deje un protector de lactancia en la cuna, o grabe una cinta o video de usted misma cantando una canción de cuna.
16. Cuando su bebé se despierte, desarrolle un enfoque de crianza nocturna de los hijos que respete la necesidad de confianza y comodidad de su bebé por la noche, además de la necesidad de volver a dormir rápidamente tanto del bebé como de los padres. Si bien algunos bebés se auto reconfortan y son capaces de calmarse fácil y rápidamente sin ayuda externa, otros (especialmente los bebés demandantes con personalidades más persistentes) necesitan una mano (o pecho, o cualquier herramienta que puede conseguir a las 3:00 a.m.).
17. Concede a tu pareja el honor de formar parte en la crianza nocturna de los hijos. Es importante que los bebés se acostumbren a la manera que su padre tenga de confortarles y de llevarles a dormir (o volverlos a dormir) en sus brazos, de otro modo la madre se abrumará. La participación del padre en la crianza nocturna de los hijos es especialmente importante para la lactancia de un bebé que asume tener el lujo de que "el comedor de mamá " está abierto toda la noche.
** Las herramientas mencionadas no sólo ayudarán en su meta a corto plazo de su bebé logré dormir, pero, más importante aún, creará una actitud saludable de sueño que dure toda la vida. Un bebé que goza de este estilo de crianza nocturna de los hijos aprende una actitud saludable acerca del sueño, que dormir es un estado placentero para estar y seguro para permanecer en él. Ahí está la clave para la crianza nocturna de los hijos.**
Ver artículo completo en:
http://askdrsears.com/html/7/T070300.asp

23 mayo 2008

El confinamiento solitario es el castigo más severo

A raíz del terrible caso de incesto, cometido contra una mujer llamada Elisabeth Fritzl, la cual fue confinada durante 24 años a vivir en un calabozo, y a parir sin ayuda a 7 hijos de su padre, el mundo se muestra increíblemente conmovido.

En la reflexión de los efectos psicológicos que pueden padecer los 3 hijos de Elizabeth que nunca habían salido de su calabozo en 19, 18 y 6 años respectivamente, surge la inquietud de los resultados que en su mente pudieron tener tantos años de encierro. (los otros 3 hijos habían sido sacados del sótano siendo bebés, y criados con su abuela, y su abuelo-padre, en libertad, y normalmente, como si Elizabeth los hubiera abandonado para que sus padres se hicieran cargo de ellos, y uno de ellos había muerto poco después de nacer)
Los psicólogos están tratando de encontrar el mejor tratamiento para poder habilitar a estas criaturas y a su madre. En general se tienen pocas esperanzas de que se puedan recuperar, ya que su personalidad y su salud se encuentran profundamente trastornadas.

Un caso similar fue el de Genie, la niña feral que siendo bebe fue encerrada, y atada durante el día a una nica y metida en una bolsa de dormir dentro de una cuna con una tapa de metal, durante la noche. No se le permitía hablar ni salir. A pesar de que Genie, cuando se descubrió su situación, fue tratada con los mejores tratamientos y terapias disponibles, nunca se pudo recuperar.

En un reporte de Walter Cronkite acerca de Genie, en 1970, el Dr. Jay Shurley, un psiquiatra dijo:
El confinamiento es, diabólicamente, el castigo más severo, y en mi experiencia, síntomas realmente dramáticos se desarrollan en tan poco tiempo como 15 minutos a una hora, y ciertamente por dos o tres días. Trata de pensar como puede afectar la mente, 10 años de esto.


Genie: La niña salvaje (1) por raulespert

Lo cual me lleva a mi punto. En nuestra sociedad, las necesidades emocionales de los niños son reiteradamente negadas, sobre todo durante la noche, y con el pretexto de "enseñarlos a dormir como debe ser, y hacerles buenos hábitos de sueños", millones de niños en todo el mundo sufren lo que el Dr. Jay Shurley considera el castigo más severo, el confinamiento.

Millones de niños lloran en silencio durante la noche porque sus padres, convencidos de hacer lo mejor para ellos, deliberadamente no acuden ante sus llamados. En algunos la angustia llega a un grado tal, que incapaces de controlarse, vomitan de horror. Son en cierta manera, confinados a una soledad forzada, diariamente, que dura entre 8 y 12 horas.

Yo me pregunto, que clase de sociedad estamos creando al negar a los niños el cariño que necesitan, especialmente a edad temprana?, que efectos psicológicos puede tener todo este abandono en la humanidad? No es difícil intuir por que tantos adultos, al no haber resuelto sus necesidades emocionales en el momento adecuado, cuando son más vulnerables e indefensos, tratan de buscar figuras maternas y paternas en sus relaciones posteriores.

Cuando tu hijo llore en la noche, llamándote, piensa: por que tu hijo merece tu atención y tu apoyo emocional durante el día, pero durante la noche no? Que efectos puede tener en tu hijo el negarle apoyo emocional de 8 a 12 horas diarias por años?




Genie: La niña salvaje (2) por
Genie: La niña salvaje (3) por

08 mayo 2008

MIRAR DISTINTO: La madre inmaculada

http://www.informador.com.mx/entretenimiento/2008/10844/6/mirar-distinto-la-madre-inmaculada.htm
MIRAR DISTINTO: La madre inmaculada
Todas las civilizaciones, desde la aparición del hombre sobre la Tierra hasta nuestros días, se han ocupado del tema de la maternidad
  • El artista que se anima a romper con los esquemas y las normas, será siempre repudiado por las mayorías
La libertad y el gusto, son atributos fundamentalmente humanos y con ellos podemos atravesar las aguas profundas de la expresión artística verdadera.
“La única experiencia unificadora, innegable, compartida por mujeres y hombres, se centra en aquellos meses que pasamos dentro del cuerpo de una mujer desarrollándonos” Adrienne Rich

La vida humana en este planeta nace de la mujer y la maternidad, quiérase o no, es uno de los valores más importantes dentro de la sociedad, aunque quizá sean escasas las personas que reconozcan que ésta se va conquistando poco a poco a través de un rito físico, psíquico y después aprendiendo a criar a los hijos, lo cual no se sabe por instinto, contrario a lo que se dice.

La crianza se va realizando por ensayo y error y muy pocas madres tienen el privilegio de salir bien libradas de tan complicado papel, a pesar de los empeños por funcionar de la mejor manera. Lo que es un hecho, es que cada uno de nosotros somos dueños de la relación o de la no relación con la madre, y gran parte de nuestra conducta afectiva dependerá de cómo esta interacción (sobre todo en los primeros años de vida) se haya dado.

Todas las civilizaciones, desde la aparición del hombre sobre la Tierra hasta nuestros días, se han ocupado del tema de la maternidad, el cual ha sido abordado desde ángulos diversos según las tradiciones y costumbres propias de la región y la época. Las coincidencias radican en que todas las culturas conceden un lugar especial a las mujeres jóvenes, a las muy viejas, a las solteras, a las estériles o a las que están en el proceso de ser madres. Este poder presenta dos aspectos fundamentales: la energía o capacidad biológica para concebir y alimentar la vida humana, y el poder mágico con que los hombres han revestido a las mujeres, visualizándolas como diosas, o como seres temibles que pueden abrumarnos (en el mejor de los casos) o llegar a destruirnos, aunque suene paradójico, después de habernos dado parte de la vida física.

Por otro lado, todos sabemos que la capacidad de contener, cuidar, amamantar, o el llamado “instinto materno”, no depende de la fecundidad de las mujeres, ni de la cantidad de hijos que puedan biológicamente tener, sino de algunas características de personalidad que no todas poseen.

Ante tan compleja y a la vez tan natural condición humana, resulta fácil entender por qué casi ningún artista ha podido escapar a la interpretación del tema de la maternidad, abordándolo desde su propia visión y experiencia. Quizá sean estos seres hipersensibles, los que -pese a su tendencia a la idealización- han podido enfrentar con valentía y autenticidad lo que realmente vivenciaron como hijos, y lo que han podido observar a su alrededor. Sin embargo, el precio social que se paga por atreverse a manifestar honestamente los sentimientos llamados “oscuros” (dolor, agresión, resentimiento, angustia, protesta, inconformidad, etcétera) es alto y nada bien visto dentro de una comunidad acostumbrada a que le muestren de preferencia, la imagen “inmaculada” de una madre.

El artista que se anima a romper con los esquemas y las normas, será siempre repudiado por las mayorías que se empeñaran en tapar o al menos disimular lo que ponga en evidencia el valor “intachable y bonito” de la maternidad.

Lo que resulta absurdo en estos tiempos, es cubrir el sol con un dedo, ponderando solamente las imágenes estáticas, rozagantes y “felices” de madres e hijos, como si la práctica de la maternidad no fuera parte de lo humano imperfecto que obliga a la madre  consiente a moverse continuamente, buscando formas de sobrevivencia junto a su hijo a fin de sobrellevar las diversas etapas de su desarrollo físico y emocional.

Estas imágenes ligeras, sólo fomentan la comercialización de una maternidad idealizada y bastante irreal en países como el nuestro, en que la miseria campea y reina, sobre todo entre nuestras comunidades indígenas. Las madres todas, pueblan la Tierra: feas o bonitas, pobres o ricas, citadinas o rurales, malas y buenas. Todos nacemos de mujer.

La historia de las artes plásticas está llena de obras que abordan el tema de la maternidad desde diferentes puntos de vista según la sensibilidad y capacidad de sus autores. Así, podemos encontrar: obras místicas, profanas, fuertes, frágiles, testimoniales, ligeras, dramáticas, superficiales, efímeras, permanentes, emotivas, intelectuales,  frías, cálidas, profesionales, experimentales, adultas, infantiles.

Sería recomendable pues, abrir los ojos sin prejuicio a todas las manifestaciones artísticas, con el fin de establecer un criterio propio respecto a lo que pueda verdaderamente gustarnos o comunicarnos algo significativo.

Los conceptos de belleza y fealdad serán siempre relativos y dependientes de los valores individuales, las experiencias, los afectos, las culturas, las razas, las épocas, las modas. Lo que importaría en última instancia, es no abandonar la búsqueda de una estética personal basada en la flexibilidad y adiestramiento de nuestros propios sentidos, así como el cultivo continuo del espíritu creativo.

El lenguaje de la imagen por ser inmediato, suele entrar más directamente en la sensibilidad de los hombres, contribuyendo al enriquecimiento de nuestra sensibilidad espontanea, pero también muchas veces contaminando la propia capacidad de percepción.

A nosotros es a quien nos corresponderá estar alertas, elegir, diferenciar y discriminar.

La libertad y el gusto, son atributos fundamentalmente humanos y con ellos podemos atravesar las aguas profundas de la expresión artística verdadera.

Seamos un poco rebeldes y no aceptemos lo que se nos da superficialmente.


16 marzo 2008

Madres invisibles.

Madres invisibles.
Enviado por Lorena Alvarado a la lista lactancia de yahoogroups

Hay días en que se siente el peso cuando eres madre de familia; hay días en que todo te fastidia, como cuando estás en el teléfono y uno de los niños entra a decirte que si lo puedes llevar a tal lado, ó que si le das esto ó aquello, como si no fuera obvio que en ese momento estás ocupada; por dentro piensas qué no ves que estoy en una llamada?, obviamente no, ni lo toman en cuenta; igual si estás cocinando, ó limpiando el piso, ó poniendo la ropa en la lavadora; parece que fueras una persona invisible; la mamá invisible.

Algunos días se siente como si fueras solo un par de manos?.me arreglas esto?, me abres esto?, me amarras acá?, me abotonas?.?; otros días me he sentido un reloj que solo da la hora?.ó la guía del sky?en qué canal está el Disney channel?...
Otras veces he estado segura de que estas manos que alguna vez sostuvieron libros entre sus manos, hicieron excelentes trabajos en la universidad, y recibieron el título universitario se han perdido entre huevos fritos, arroz y guisados, lavadoras y el volante del auto.

Una noche asistí a una reunión de amigas para dar la bienvenida a una de ellas que volvía de un viaje increíble; estaba ahí sentada y en un momento empecé a comparar mi vida con la suya y no pude dejar de compadecerme; de pronto ella se me acercó con un paquete envuelto para regalo y me dijo: te traje este libro de las mas hermosas catedrales en Europa; de repente no entendí porqué me lo había traído; llegué a mi casa, lo abrí y la dedicatoria era: "A _____ con admiración, por la grandeza de lo que está construyendo cuando nadie la ve."

En los días posteriores me devoré el libro, y descubrí en él verdades que cambiaron mi vida.

Nadie puede decir con certeza quienes construyeron estas magníficas catedrales, no se tiene registro de sus nombres. Estos constructores trabajaron toda su vida en una obra que nunca verían terminada; hicieron grandes esfuerzos y nunca esperaron crédito, Su pasión por el trabajo era alimentada por su fe y por la convicción de que nada escapa a la mirada de Dios.

El libro cuenta la anécdota de un hombre poderoso que fue a supervisar la construcción en una de estas catedrales y se encontró con uno de los trabajadores que tallaba un pajarito en una de las vigas de madera que sostendrían el techo, curioso le preguntó que porqué perdía su tiempo tallando esa figurilla en una viga que nadie vería ya que sería cubierta con yeso y le respondió: "porque Dios si lo ve".

Cuando terminé el libro, todo tuvo sentido; fue como si escuchara la voz de Dios murmurando en mi oído: "ya ves, hijita, ningún esfuerzo ó sacrificio que haces pasa desapercibido a mis ojos, aún cuando estés realizando tus labores en soledad; ningún botón que pegues, ningún huevito revuelto que hagas es un acto demasiado pequeño para que yo no lo vea y eso me haga sonreír. Estás construyendo una gran catedral, solo que ahora no puedes ver en lo que tus esfuerzos se convertirán."

Ahora entiendo que ese sentimiento de "invisibilidad" que sentí no era una aflicción, era el antídoto para mi egoísmo y mi orgullo; era la cura para el querer estar siempre en el centro.

Me ha ayudado mucho a ubicarme el verme a mi misma como una constructora. El autor de este libro dice que en la actualidad no se construyen este tipo de edificios porque ya no hay personas con ese espíritu de sacrificio que estén dispuestas a dar su vida en una labor que a la mejor nunca vean concluida.

Cuando pienso en eso, solo deseo que cuando mi hijo invite a sus amigos a la casa, no les diga: "te invito porque mi mamá se levanta a las seis am a hacer unos pays deliciosos, además plancha personalmente los manteles en los que nos sirve la comida y trapea a rodilla la sala y comedor", porque eso sería estarme construyendo un monumento a mí misma; no, lo que deseo desde el fondo de mi corazón es que mi hijo les diga: "te invito a mi casa porque ahí te la vas a pasar muy bien", Mi meta es hacer de mi casa un verdadero hogar, un lugar a donde mis hijos quieran llegar porque puedan estar felices y relajados y que por esa razón, quieran traer a sus amigos.
Como madres de familia, estamos construyendo grandes catedrales; mujeres y hombres de bien; almas que vayan al cielo y lleven entre sus manos a todos los suyos.
Mientras laboramos no podemos estar absolutamente seguras si lo estamos haciendo bien, pero un día, es muy posible que el mundo se maraville, no solo por lo que habremos construido, sino por el bien y la belleza que habremos aportado por todo el trabajo silencioso de las "madres invisibles".

18 enero 2008

La cama familiar

La Cama Familiar (o Dormir con los hijos):
una perspectiva diferente para abordar el tema del sueño y la crianza infantil.
“¡Mi hijo se cayó de la cuna y se golpeó fuertemente la cabeza!” comentó muy asustada Sofía1. Sus amigas trataron de consolarla diciéndole que otros niños también se habían caído de la cuna y que era común que a cierta edad los pequeños incurrieran en ese tipo de accidentes… pero ella guardaba sentimiento de culpa porque su hijo, de casi dos años, había estado llorando con intensidad pocos minutos antes, solo, en su habitación, mientras su madre contaba los minutos para poder ir a “visitarlo”, y sin tocarlo ni cargarlo, dejarlo solo nuevamente, para que “aprendiera a dormirse solo”.
Pero lo que a Sofía más le consternaba era que unos días antes una amiguita del su hijo también había caído de su cuna cuando sus padres intentaban poner en práctica el mismo método para enseñar hábitos de sueño en su hija… solo que el desenlace fue fatal.
Había llegado a sus manos el libro2 que propone un método para enseñar a dormir a los hijos que consiste en dejar solo al niño en su habitación y aunque llore y se resista “es necesario -según el autor- no caer en la tentación de cargarlo o sacarlo de la cuna y llevarlo a la cama conyugal”. Hay contar el tiempo entre visita y visita de los padres, hasta que el niño caiga rendido de cansancio o de sueño, y se habitúe a dormir por si mismo.
Fernanda, amiga de Sofía y mamá de Laurita de año y medio, también había aplicado el mismo método y aunque su experiencia había sido buena, también se sentía culpable porque una noche la dejó llorar sola en su habitación y a al día siguiente se dio cuenta que la niña había sido mordida por un insecto.
En opinión de muchos padres, abuelos, psicólogos, pediatras y pedagogos los niños deben dormir en su propia habitación por salud mental. También se dice que los niños que duermen con sus padres corren el riesgo de ser dependientes e inseguros, o de sufrir trastornos emocionales.
Muchos padres desean recuperar “espacio conyugal” a las pocas semanas de que nacen sus hijos y esa es la razón que los motivan a dormir separados. Algunos dejan llorar a sus hijos porque dicen que es la mejor forma de hacerlos “fuertes, independientes y tolerantes a la frustración”.
Otras voces opinan que el impedir a los hijos dormir con ellos es cuestión de “límites”: si permites entrar a tu hijo a la cama conyugal estás aprobando que se pasen los límites saludables entre padres e hijos y así sucederá en otros aspectos.
Así como para Sofía y Fernanda, para la gran mayoría de los padres y profesionales no hay otra opción saludable: los hijos deben dormir en su propio espacio, diferente del de los padres, no se cuestiona, hay que hacerlo cueste lo que cueste.
Y aunque durante años estás prácticas han sido la forma tradicionalmente adecuada y funcional para muchas familias (sin aparentes consecuencias negativas), pero yo me cuestionaba, a raíz de los casos sucedidos, ¿qué tan perjudicial podría ser dormir con los niños pequeños? y más aún, me cuestionaba si habría algún estudio científico que sostuviera los beneficios de dormir padres e hijos en la misma habitación.
Así que intenté asomarme a ver el “otro lado de la moneda” y lo que encontré me pareció muy interesante.

Contrastando costumbres de otras culturas del mundo
La primera sorpresa que me llevé fue que este estilo pedagógico es casi exclusivo de los países “occidentales”: Estados Unidos y Europa. Y aunque se han ido extendiendo gradualmente a otros lugares como México, no son lo más común en el resto del mundo.

Norteamericanos vs. Mayas y Gusii
Commons y Miller3 comparan dos prácticas pedagógicas: los padres norteamericanos que tiene como fundamento “crear niños independientes emocionalmente y aprendan a resolver sus problemas individualmente” y entonces…
Dejan llorar al niño y no atienden inmediatamente su llanto.
Son tolerantes al llanto y a la separación de los niños desde los primeros días de nacidos. Los dejan fácilmente encargados con personas no familiares o bien que no residen en el mismo domicilio que el bebé.
Dejan a los niños dormir solos en su habitación.
Y aunque el contacto visual y verbal con los bebés es muy alto, no así el contacto físico, que tiene muy bajo índice de práctica entre las madres norteamericanas.

En contraste los padres Mayas de México y los Gusii de Kenya:
Atienden inmediatamente al llanto del bebé, lo consuelan y los calman.
No toleran el llanto. Las separaciones entre bebé- madre son poco frecuentes y los llevan consigo cargando a donde vayan.
Comparten el mismo dormitorio.
El contacto verbal es bajo pero el contacto físico es muy alto.

Otras culturas
En Japón los niños duermen durante varios años con sus padres en la misma habitación en colchonetas o Tatami sobre el suelo.
En Suecia aun prevalece la práctica de compartir el lecho con los hijos. Dadas las bajas temperaturas y largas noches las familias a buscan la supervivencia de los pequeños durmiendo con ellos para prodigarles calor.

El Colecho: Una práctica que está ganando terreno.
Gran cantidad de padres han decidido adoptar este “nuevo” estilo de los mayas y gusii y han aplicado la costumbre japonesa de la “Family Bed” o “Cama Familiar” para poner en práctica el Colecho (de compartir el lecho) en castellano y Bed Sharing o Co-sleeping en inglés.
Estas prácticas pedagógicas están teniendo gran aceptación entre norteamericanos y europeos ya que promueven “lazos fuertes y emocionalmente sanos entre los niños y sus padres…estas prácticas nutren y llenan las necesidades de confianza, empatía y afecto de un niño, promoviendo relaciones saludables y duraderas”, dice la Attachment Parenting Internacional (API)4

Los beneficios del colecho
Según la API las ventajas de estas prácticas, basadas en estudios científicos son:
Prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante evitando que el bebé entre en estados de sueño profundos.
La respiración de los padres puede ayudar al bebé a “recordar respirar”
Padres e hijos duermen mejor porque ante la proximidad con su madre, los bebés no tienen que despertar completamente y llorar para obtener respuesta.
Como resultado las madres han tenido evaluaciones positivas de sus experiencias nocturnas por que duermen mejor y se despiertan menos.
Se incrementa la lactancia materna. Las madres que practican colecho amamantan en promedio el doble que las que no lo practican.
El acto de succionar que se da durante la noche incrementa el flujo de oxígeno en el bebé lo cual beneficia su crecimiento y las funciones inmunológicas.
Los bebés están más atendidos y protegidos dada la proximidad.
Las madres que practican colecho mostraron cinco veces más comportamientos protectores que las madres que duermen sin sus hijos y además desarrollaron un incremento en la sensibilidad a la presencia del bebé en cama.
Beneficios a largo plazo5
Autoestima Alta: Los niños que durmieron con sus padres desde el nacimiento hasta los cinco años mostraron un nivel de autoestima más alto y menos sentimientos de culpa y ansiedad que los que no lo hicieron. Las niñas que durmieron con sus padres mostraron menos incomodidad con el contacto físico y el afecto en su vida adulta.
El compartir cama con los hijos parece promover la confianza, la autoestima y la intimidad, posiblemente reflejando una actitud de aceptación paterna.
Comportamientos positivos: Los niños que practicaron el colecho recibieron mejores evaluaciones de sus maestros que aquellos que durmieron en solitario.
Un estudio de Inglaterra mostró que los niños que nunca durmieron con sus padres experimentaban mayor dificultad para controlarse, menos felicidad y un gran numero de berrinches, y más miedos que aquellos que durmieron en la cama familiar.
Incremento de satisfacción con la vida: En un largo estudio trans-cultural en cinco diferentes grupos en Estados Unidos, encontraron que los que practicaban el colecho en general exhibían sentimientos de mayor satisfacción con su vida.

Instituciones y Estudios que respaldan el Colecho.
Algunas instituciones también motivan a los padres a dormir con sus hijos:
UNICEF
UNICEF junto con la Foundation of the Study of Infant Death publicaron un folleto titulado: Sharing a Bed with Your Baby6 que además de presentarlos beneficios de dormir con el bebé como una lactancia materna más duradera; exponen las precauciones que se deben tomar para prevenir la Muerte Súbita como evitar el alcohol, drogas o somníferos. Y recomendaciones como: tener colchones firmes y evitar exceso de cobertores que puedan sofocar al bebé, entre otras más.
Universidad de Harvard
En la gaceta de abril de 1998, se publicó Children Need Touching and Attention7 un artículo basado en la experiencia científica de investigadores del Medical School's Department of Psychiatry, quienes afirman que el “dejar llorar a un bebé puede tener implicaciones a largo plazo, dado que el sufrimiento provoca la segregación de una sustancia llamada cortisol, que puede generar cambios estructurales en el cerebro y neurotransmisores, lo que se podría traducir en dificultades para lidiar con el estrés en la vida adulta.”
Además afirman que no es saludable dejar a los niños solos por la noche sufriendo sino que los padres “deberían consolarlos y llevarlos a la cama con ellos, donde se puedan sentir seguros”.
Centre for Child Mental Health, Londres.
Ms. Margot Sunderland, Directora de Educación del Centre for Child Mental Health, recientemente redactó el libro: The Science of Parenting, basándose en estudios científicos afirma: “que la práctica de entrenar a los niños para dormir solos desde las primeras semanas es dañina por que ellos experimentan ansiedad por la separación lo cual les puede afectar en su vida futura. Y esto se calma con compartiendo la cama con los padres”.
Además agrega que “dormir con los hijos es un tabú entre los padres y dejarlos dormir solos puede incrementar el riesgo de muerte súbita, debido posiblemente porque el niño pierde el efecto calmante de la respiración y latido cardiaco al estar cerca de su madre.” En conclusión, “los niños deberían dormir con sus padres hasta los cinco años”.
Muchos otros estudios científicos respaldan el colecho y la crianza con apego, atender al bebé inmediatamente, consolarlo y evitar el llanto y afirman que son benéficas para el desarrollo emocional y social de los niños.
Así que los padres podemos considerar otras opciones en lo que se refiere al dormir y educar a nuestros hijos saludablemente y sin temor a malcriarlos, hacerlos inseguros o dependientes.
Con todo gusto recibiré sus comentarios, experiencias y opiniones: aline_ramirez@hotmail.com

Para saber más (Libros)
Mi bebé lo entiende todo, Aletha Solter. Ed. Médici, España.
Llantos y rabietas, Aletha Solter. Ed. Médici, España.
Padres perfectos, Hijos Perfectos, (Smart Love), Joseph y Martha Pieper, Ed. Plaza & Janes.
Desarrollo Humano Papalia & Wendkos., Ed. McGrawHill.
Dormir sin llorar, Rosa Jové, Ed. La Esfera de los Libros, España: Mayo 2006. http://www.dormirsinlagrimas.com/
Bésame Mucho: Cómo criar a tus hijos con amor, Dr. Carlos González, Ed. Temas de Hoy, España; julio 2006.
Science of Parenting, Margot Sunderland, Ed.
Para saber más (Referencias Científicas)
Powell, Alvin, Children Need Touching and Attention, The Harvard University Gazette, Abril-09-1998. http://www.news.harvard.edu/gazette/1998/04.09/ChildrenNeedTou.html
Hall, Joseph, Leaving infants alone at night linked to anxiety, Toronto, 1998.
Commons, Michael & Miller, Patrice , Emotional Learning in Infants: A cross-cultural examination. Paper presented at the American Association for the Advancement of Science, Philadelphia, PA, February, 1998. http://www.tiac.net/~commons/AAAS%20Interviews.pdf
Centre for Child Mental Health, London: http://www.childmentalhealthcentre.org/index.html
Heron P. Nonreactive CO-sleeping and Child Behavior: Getting a Good Night's Sleep All Night Every Night. Masters Thesis, University of Bristol, Bristol, United Kingdom , 1994.
Crawford, M. Parenting practices in the Basque country: Implications of infant and childhood sleeping location for personality development. Ethos 1994, 22;1:42-82.
Lewis RJ, LH Janda. The relationship between adult sexual adjustment and childhood experience regarding exposure to nudity, sleeping in the parental bed, and parental attitudes toward sexuality. Arch Sex Beh 1988; 17:349-363.
Mosenkis, J The Effects of Childhood Cosleeping On Later Life Development 1998. Masters Thesis. University of Chicago. Department of Human Development.
Oppenheim, D. (1998). Perspectives on infant mental health from Israel: The case of changes in collective sleeping on the kibbutz. Infant Mental Health Journal, 19(1): 76–86.
Asociaciones y paginas web que promueven la el Colecho y la Crianza con Apego:
http://www.cozybebe.org/
http://www.rebozoway.org/
http://www.crianzanatural.com/
http://www.attachmentparenting.org/spanish.shtml
http://criaryamar.com/
Delia Aline Ramírez Díaz, Lic. En Ciencias de la Familia, esposa y madre de 3 hijos.
1 Todos los casos son verídicos y las personas son reales. Se han cambiado los nombres por seguridad.
2 Estivill, Eduard, Duérmete Niño, Ed. Debolsillo.
3 Commons, Michael & Miller, Patrice , Emotional Learning in Infants: A cross-cultural examination. Paper presented at the American Association for the Advancement of Science, Philadelphia, PA, February, 1998. http://www.tiac.net/~commons/AAAS%20Interviews.pdf
4 Attachment Parenting se traduciría como: Crianza con Apego. API Journal, http://www.attachmentparenting.org/
5 Cfr. http://www.attachmentparenting.org/artbenefitscosleep.shtml aquí se citan todos los estudios científicos.
6 Compartir la cama con tu bebé, http://www.babyfriendly.org.uk/pdfs/sharingbedleaflet.pdf
7 http://www.news.harvard.edu/gazette/1998/04.09/ChildrenNeedTou.html

¡Carga a tu bebé!