Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

23 enero 2009

conductos obstruídos

Por Ana Charfén, IBCLC
Esta información no sustituye ayuda profesional, si tienes los síntomas que se describen aquí, contacta con una experta en lactancia materna. Si tienes fiebre, llama a tu médico.


En ocasiones, una mamá que amamanta, puede sentir una bola dura en el pecho, o una parte del mismo que se siente más dura que lo demás. El pecho puede sentirse adolorido y caliente. Cuando no se resuelve rápido, se puede poner roja la piel


Esto con frecuencia es causado porque se encuentra obstruido algún conducto por donde sale la leche.


A veces estamos ocupadas, y el bebé distraído, y una parte del seno no se vacía bien. Esto ocasiona que la leche se acumule más en ese lugar, y se producza una disbiosis o imbalance en las bacterias que viven en el seno, y que el tejido de alrededor se inflame e impida que la leche fluya.


En ocasiones se ve en la punta del pezón un puntito blanco, formado por el tapón de leche endurecida, y de calcio y biofilms de bacterias.


El tratamiento más eficiente consiste en colocar a bebé a succionar por mucho tiempo del pecho afectado, mientras se hace un masaje sobre la bola, en dirección al pezón, para que se libere el tapón y la leche salga. También funciona poner un paquete de gel enfriado sobre la obstrucción.


Muy frecuentemente, las obstrucciones mejoran y luego vuelven a crecer, esto es muy común y una indicación de que es necesario seguir poniendo empeño en vaciar bien ese pecho.


La succión que el bebé ejerce con su labio inferior es fuerte, por lo que algunas mamás encuentran que si colocan al bebé sobre la cama, y ellas a cuatro patas sobre ellos colocan el seno en su boca, de modo que la barbilla del bebé apunte hacia el sitio del seno donde está la obstrucción, esta se libera más fácilmente. Así mismo, la gravedad ayuda a que la leche salga con fuerza hacia abajo.


Si la mamá utiliza un extractor de leche para tratar de desobstruir el seno, a veces se puede ver como un fideo blanco que sale del pezón, formado de leche endurecida, calcio y biofilms de bacterias, que era lo que tapaba el conducto.


Se ha visto que este tapón está hecho principalmente de grasa, calcio y bacterias acumuladas, lo cual hace especular que una dieta rica en grasa favorece las obstrucciones del seno. También por esta razón se sugiere que la madre con propensión a los conductos obstruidos, ingiera pastillas de lecitina de soya, que hace a las grasas más fluidas.


Si todo lo anterior no funciona, existe un tratamiento más radical que consiste en lo siguiente:


En una jeringa de 10 ml, se coloca una ámpula de oxitocina, se rellena con agua hervida, se le quita la jeringa, y se vierten 3 o 4 gotas en la mucosa de la nariz, lo cual desencadena rápidamente un reflejo de eyección de la leche que debe aprovecharse para extraerse la leche y hacer presión sobre la obstrucción, hacia el pezón, para liberar el tapón.

Esto se puede hacer 3 o 4 veces al día.

Otra manera de extraerse la leche los primeros dias

Esta información no sustituye ayuda profesional, si tienes problemas, contacta con una experta en lactancia materna.

Durante los primeros días después del nacimiento del bebé, sobre todo cuando este no toma pecho muy frecuentemente, la mamá puede experimentar una acumulación de leche en los pechos, que la hacen sentirse incómoda, y que impide que el bebé se pueda prender con facilidad.

Lo ideal es que en cuando el bebé nazca, tome el pecho frecuentemente, para que practique a aprender a tomar el pecho mientras los senos están suaves, y cuando ocurre la bajada de la leche, los pechos no se llenen demasiado.

Si no fue posible que el bebé tomara pecho seguido los primeros días, los pechos pueden sentirse llenos, calientes, duros. La areola se encuentra tensa y los pezones se aplanan. Esto impide que el bebé pueda tomar una buena porción de areola adentro de la boca, y que el pezón llegue al fondo de su boquita.

Si la mamá ya se siente ingurgitada, congestionada, con los pechos duros, puede extraerse manualmente un poco de leche antes de colocarse al bebé para suavizar la areola y el pezón. También se puede extraer la leche con un extractor.

Existe otro método, conocido como el extractor de botella de vidrio, que a continuación describo:

Tiraleche de botella de boca ancha de vidrio
Este tiraleche simple puede ayudar con la congestión mamaria, y para sacar el pezón cuando el bebé tiene dificultades para prenderse.

Se necesita una botella de boca ancha de vidrio, por lo menos de un litro de capacidad con una apertura de mas de 5 cm de diámetro. La botella de jugo de vidrio, funciona bien.

Se debe llenar la botella con agua muy caliente, sosteniéndola con una toalla, por la temperatura.
Se tira el agua caliente y con una toallita mojada en agua fría se pasa por la boca de la botella para enfriar esa parte y que no queme. Se prueba la temperatura de la boca de la botella con la parte interna del antebrazo, y gentilmente se coloca el pecho sobre la boca de la botella, colocada sobre una mesa, y la mamá inclinándose hacia adelante. Otras colocan la botella en su regazo sobre una almohada y se inclinan hacia adelante. Esto puede tomar minutos, así que es mejor estar cómoda.

Cuando el aire adentro de la botella se va enfriando, se crea un vacío que succiona el pecho hacia adentro, y esta leve succión extrae la leche del pecho. Rompe la succión en cualquier momento si te sientes incómoda o con dolor. Si la botella se enfría muy rápidamente puede crear demasiada succión y dañar el tejido del pecho.

Repite con el otro seno.
Algunas mamás lo tienen que hacer en varias ocasiones, otras lo logran con una sola vez.

Aqui podemos ver un video de cómo guardar y extraer la leche materna

¡Carga a tu bebé!