02 enero 2010

¡Mi bebe no se queda en la cuna, no le gusta!

Por Ana Charfén, IBCLC
Hablemos con la verdad. La verdad es que es un mito eso del bebé que se queda plácidamente en la cuna viendo su móvil. Creo que ese mito viene desde cuando jugábamos con las muñecas, que las dejábamos así acostadas y no reclamaban.
Es un hecho que sobre todo al inicio de la vida, los bebés son muy demandantes y no se quedan en la cuna, quieren estar en los brazos de su mama y solo ahí se quedan tranquilos.
Todo eso viene desde los inicios de la humanidad, en la que sólo los bebés que estaban en contacto constante con la mamá fueron los que sobrevivían. Imagina hace tiempo un bebé que no llorara cuando su mamá lo pusiera en el piso, seguro no hubiera vivido muchos días. Nuestros bebés tienen los genes de los bebés triunfadores, de los bebés que lloraron bastante cuando su mamá los dejaba solos, y a veces eso se nos hace muy pesado. No lo pueden evitar, es lo que les dice su instinto.Tu imagina que tu bebé hace muy poquito tiempo estaba todo el día adentro de ti, calientito, apretadito, oyendo tu corazón, sintiendo tus movimientos, escuchando tu voz, y ahora se encuentra en un mundo lleno de luz, libre, frio. Cuando no siente ese calor y el movimiento y tu corazón, se siente muy intranquilo y llora.
Muchas mamás notan que cuando el bebé esta en contacto constante con ellas, no lloran, y con el tiempo y gracias a todo ese contacto con su mamá, se convierten en bebés más seguros de si mismos.
Bebés que lloran al pecho
A algunas mamás les sucede a veces que su bebé llora al pecho, es una situación muy desesperante, pero es muy normal también. Casi no pasa un día en que reciba una llamada telefónica de una mamá que describe esa situación de que el bebé llora al pecho a cierta hora del día, y pareciera que quiere tomar leche y luego no quiere, y así. A mi misma me sucedió en algún periodo de tiempo con todos mis hijos.
Las mamás interpretan esta situación de diferentes maneras, unas dicen que el bebé llora porque ya no encuentra mas leche, otras que el bebé llora porque solo quiere succionar pero ya no quiere mas leche, otras que el bebé esta muerto de hambre, otras que porque el bebé tiene "cólico". Algunas, le dan fórmula al bebé porque creen que tiene hambre, otras le hablan al médico, que les receta gotas para el estómago del bebé y otras no hacen nada, solo tratan de cambiar la posición del bebé o arrullarlo o darle un baño.
La verdad es que no esta relacionado con que el bebé tenga hambre, mas bien es como que el bebé a cierta hora se pone nervioso, ya vio, sintió, olió, escuchó muchas cosas durante el día y no puede procesar toda la información, y esto se traduce en frustración y llanto. Al llorar, tragan aire y su pancita hace ruidos. Por eso se cree que está relacionado con "cólicos".
Si puede suceder que si tu bebé empieza a ser suplementado con fórmula, el pecho produzca menos leche y tu bebé tal vez acabe por preferir el biberón.
A veces funciona pasarle el bebé a otra persona cuando se pone así, a alguien a quien no le huela la leche, y que lo arrulle un rato, o le enseñe cuadros de la pared, cuando se inquieta mucho y se pelea con el pecho.
Es normal que algunos bebés lloren a partir de las 3 semanas de vida, y es algo que se resuelve cuando tienen cerca de 3 meses de edad, hagas lo que hagas. Es para algunas mamás muy desesperante cuando su bebé llora inconsolablemente y ellas no pueden hacer nada para tranquilizarlo. Podemos recordar en esos momentos, que siempre es mejor llorar en los brazos de alguien, aunque no sepamos la razón.
También es cierto que los bebés nos necesitan muchísimo cuando son pequeños y cuando uno los atiende y resuelve sus necesidades, aprenden a confiar en ti, y se sienten valiosos. El succionar no solo los alimenta sino que los tranquiliza y les da seguridad.
Es difícil cuando todos opinan, inclusive cuando los consejos que te dan, son contrarios a lo que sientes y a lo que tu instinto te lleva a hacer, como cargar a tu bebé cuando está llorando y ofrecerle el pecho. ¡Y más cuando provienen de una autoridad como un médico!. Muchos doctores nunca han cuidado un bebé las 24 horas del día y no entienden lo difícil que es ver a tu hijo llorar, por eso aconsejan cosas que no siempre son correctas, sobre todo acerca del modo de criar, ya que su área de conocimiento es las enfermedades del bebé, no la crianza.
Si te sirve, lo mas importante que he aprendido al ser madre, es confiar en mi instinto y seguir lo que me dicte mi corazón. De esa manera he tenido la satisfacción de hacer lo que YO creo que es correcto, y de ver crecer a mi bebé como un ser humano que al principio tiene necesidades muy intensas, pero que merece la misma atención que el adulto más amado. Uno no haría oídos sordos cuando el esposo o un amigo o familiar, nos necesita, y eso que son adultos, imagínate con un bebé, que no tiene manera de hacernos entender lo que necesita aparte del llanto..

No hay comentarios. :

¡Carga a tu bebé!