20 diciembre 2010

Seguridad de la lactancia materna durante el embarazo

Por Ana Charfén, IBCLC
He discutido algunas cuestiones generales que experimenta la mamá cuando se encuentra embarazada y amamantando a su hijo aquí. Hace relativamente poco tiempo, dentro de la historia de la humanidad, la situación más común es que una mujer se encontraba amamantando a su pequeño hijo, de uno o dos años, y estaba nuevamente embarazada. La lactancia materna era el modo en el que los embarazos se espaciaban naturalmente.

En la actualidad, globalmente, de acuerdo con Ruth Lawrence, el 50% de los embarazos suceden cuando la madre se encuentra amamantando.

La lactancia materna, cuando se hace de manera exclusiva, es un anticonceptivo efectivo durante los primeros seis meses después del parto, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos:
-Que no haya regresado la menstruación (cualquier sangrado posterior a los 40 días después del parto)
-Que la lactancia materna sea exclusiva (no usar biberones, chupones)
-Que el bebé tome el pecho frecuentemente, no pasen más de 4 horas entre tomas y no duerma toda la noche.
-Que el bebé sea menor de 6 meses de edad.

Si se cumplen esas condiciones, es tan poco probable quedar embarazada como si se tomaran píldoras anticonceptivas conjugadas, siendo la efectividad del 98%.

Hasta hace relativamente poco tiempo, no era tan rápido tener la certeza de que una estaba embarazada, y la lactancia materna se prolongaba mas alla de los 2 años o más. Asi que la mayoría de las mujeres empezaba su siguiente embarazo amamantando al bebé previo.

Actualmente, existe entre la comunidad médica la creencia de que la lactancia materna se debe suspender al encontrarse embarazada la madre. Muchas de ellas, sin embargo, sienten que aún no están listas para destetar, o sus hijos no están listos. Y con buenas razones, ya que la OMS y demás asociaciones médicas mundiales, recomiendan la lactancia materna por lo menos durante los primeros dos años de vida. Así que se encuentran ante el dilema de continuar con su lactancia durante el embarazo o suspenderla.

Sin embargo, varios profesionales renombrados avalan que se puede amamantar durante el embarazo, sin riesgos para la madre ni para el hijo que se está gestando:

Sociedad Italiana de Medicina Perinatal
"La SIMP, Soiedad Italiana de Medicina Perinatal, a través de su grupo que trabaja acerca de la lactancia materna ha revisado la literatura para determinar la compatibilidad médica del embarazo y la lactancia materna. NO encontramos evidencia que indique que una mujer sana tiene riesgo mayor de perder al bebé o parto pretérmino si amamanta mientras está embarazada. No hay evidencia de que amamantar durante el embarazo pueda causar restricción de crecimiento intrauterino, particularmente en mujeres de países desarrollados"

Ina May Gaskin, LM

The American Academy of Family Physicians:
Si la mamá esta bien alimentada, y su embarazo es normal, puede continuar con la lactancia.

Ruth Lawrence, MD, in Breastfeeding: A Guide for the Medical Profession

La Leche League International
Un estudio reciente en Irán sugiere que el amamantar durante un embarazo normal no incrementa la probabilidad de efectos no deseados en la madre ni en el recién nacido. Tampoco encontró diferencias de peso entre los bebés nacidos de madres que amamantaron en el embarazo y madres que no.
 
Recientemente, en Japón se llevó a cabo un estudio para determinar si el amamantar induce al aborto espontáneo
Se quería verificar la hipótesis de que aunque la lactancia materna se continúe durante el embarazo, no hay efectos peligrosos en el embarazo.

Se reclutaron 1010 mujeres embarazadas que hubieran tenido un bebé a término, sin experiencias de parto prematuro o abortos, y que continuaron amamantando cuando se les diagnosticó el embarazo. El grupo control estaba formado por 774 mujeres embarazadas que dejaron de amamantar por lo menos 3 meses antes de embarazarse. Se revisaron los resultados de cada embarazo retrospectivamente.
Los resultados de ese estudio, nos muestran que 8 de 110 embarazos (7.3%) resultaron en aborto espontáneo en el grupo de madres amamantando embarazadas, y 65 de 774 embarazos (8.4%) en el grupo control. No se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos (P> 0.05)

La conclusión del estudio es que la lactancia materna durante el embarazo no muestra ocasionar abortos
Otro mito común es que la lactancia materna durante el embarazo podría ocasionar que el bebé gestándose no crezca igual. Sin embargo el estudio llevado a cabo por Merchant muestra que no hay diferencia de peso al nacer entre los bebés que nacieron de una madre que amamantó a su hermano durante el embarazo, y los bebés cuyos hermanos fueron destetados más de 6 meses antes de ser concebidos.

Durante el momento de una toma de pecho, se segrega oxitocina, que puede causar contracciones leves del útero, al igual que se producen durante las relaciones sexuales. Si a la madre no se le prohibieron la relaciones sexuales durante el embarazo, y las contracciones solo perduran mientras el hijo está tomando el pecho, no hay evidencia de que se pueda afectar al embarazo

Así que el continuar con la lactancia materna durante el embarazo, es una decisión personal entre la madre y su hijo, y no debe estar influída por los mitos y falta de información que prevalecen.

En este artículo se pueden leer las situaciones comunes de la lactancia materna en el embarazo, y aquí se revisa lo que sucede durante la lactancia del bebé recién nacido junto con la de su hermano mayor, conocido como lactancia en tandem.
 En este post, una médico IBCLC habla de la seguridad de la lactancia durante el embarazo

1 comentario :

Anónimo dijo...

Estoy amamantando a mi niña de 20 meses y trato de embarazarme, pero no lo he logrado. Me regreso mi periodo hace 6 meses aunque sigue siendo irregular, y mi doctor me dice que mi nivel de hormonas indican que soy fertil e nuevo, pero entre ciclos me hice los tests de ovulacion y todos salieron negativos.

¡Carga a tu bebé!