Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

15 diciembre 2011

Colecho seguro, ¿Debo dormir con mi bebé?


Colecho seguro, Liga de La Leche Gran Bretaña

Los bebés necesitan tomar el pecho por la noche  durante muchos meses y pueden necesitar atención de los padres en horas de la noche durante años.  Es importante para los padres encontrar formas de satisfacer las necesidades nocturnas de sus hijos y a la vez lograr dormir suficiente ellos mismos.

Alrededor del mundo y a lo largo de la historia, las madres han encontrado que la lactancia durante la noche se facilita si llevan a su bebé a la cama con ellas y amamantan acostadas; las madres dicen que esto puede hacer que las tomas nocturnas sean un verdadero placer y tanto ellas como sus bebés duermen mejor.

La lactancia combinada con el colecho (*) es una de las formas tradicionales de cuidar a un bebé durante la noche. Sin embargo, dormir con un bebé pequeño puede no ajustarse a todas las familias y algunas madres prefieren mantener a su bebé en una cuna a la par de su cama, y llevarlo a la cama para amamantarlo.  Algunas madres notan que dar el pecho sentadas en la cama les funciona mejor durante las primeras semanas.

Los bebés a menudo muestran gran preferencia sobre dónde quieren dormir y dónde no, y los padres tienden a hacer los cambios y ajustes necesarios, porque un bebé intranquilo significa noches de desvelo para toda la familia.

En la mayoría de las familias, el bebé duerme en una variedad de lugares durante el día y la noche (por ejemplo, en un rebozo o portabebé, cochecito o carriola, asiento del auto, moisés o cuna, en la cama con su mamá).  Cualquiera que sea el lugar donde el bebé duerme, cada uno de ellos debe reunir ciertas condiciones de seguridad (ver reverso).

Una decisión informada
La Liga de La Leche ha compartido información práctica sobre la crianza y lactancia durante la noche (incluido el colecho) durante más de 50 años, basando su información en las experiencias diarias de familias alrededor del mundo e incorporando conocimientos basados en la investigación científica.

Es importante que las madres estén informadas tanto acerca de  los beneficios como de los posibles riesgos asociados a los diferentes lugares donde duermen sus bebés, según las circunstancias de sus propias familias. Entonces podrán hacer lo que las madres y padres siempre han hecho: evaluar los riesgos y beneficios y tomar sus propias decisiones.

La meta es facilitar la lactancia, seguridad al dormir y un buen descanso para todos, independientemente de dónde duerma el bebé.

“Nosotros….cuestionamos desde diferentes ángulos la creencia de que los bebés duerman solos sea de alguna forma lo óptimo, cuando en términos mundiales y evolutivos no ha sido la norma” (2)  Dra. Hellen L. Ball



¿Recomendaciones útiles?

Algunas autoridades advierten a los padres de familia, sin importar sus circunstancias particulares, que colocar al bebé en una cuna a la par de la cama es más seguro que el colecho. Este consejo generalizado no toma en cuenta las diferencias importantes entre familias, particularmente si el bebé recibe lactancia materna exclusiva.  Lo que puede ser seguro para una familia, puede no ser lo más seguro (o hasta posible) para otra.  Cada familia necesita información que le ayude a elegir la opción que sea la más segura y la mejor para ellos.

Algunos padres pueden dejar de llevar a sus bebés a la cama con ellos como resultado de estas advertencias o debido a presiones por parte de familiares y amigos, pero esto puede traer implicaciones prácticas que podrían causar problemas. Por ejemplo, los bebés tienen una necesidad biológica de estar en contacto cercano con sus madres durante la mayor parte del tiempo (1) por lo que un bebé puede ponerse muy alterado  si durante la noche se le niega esta necesidad.  Si su bebé amamantado llora cuando lo ponen en la cuna y ella tiene miedo de llevarlo a su cama, ¿qué opción le queda a la madre?

Las madres  a menudo no pueden evitar quedarse dormidas mientras amamantan.  Los efectos hormonales que produce la succión del bebé pueden causar que la madre se quede dormida aunque no esté acostada. Es mejor que se tomen medidas para aumentar la seguridad del colecho que arriesgarse a que la madre se quede dormida en un lugar más peligroso (como un sillón o sofá).

Es posible que en sus intentos de seguir las recomendaciones en contra del colecho, una madre tenga tantas dificultades durante la noche que decida renunciar a la lactancia, con serias implicaciones para su salud y la de su bebé.

Investigadores del sueño infantil, incluidos la Dra. Hellen Ball del Laboratorio de Sueño de Padres e Infantes de la Universidad de Durham (en el Reino Unido) y el Dr. James McKenna del Laboratorio del Comportamiento del Sueño de Madres y Bebés de la Universidad de Notre Dame (Indiana, Estados Unidos) han cuestionado seriamente las recomendaciones en contra del colecho (2, 3,5).

Efectos protectores
Mientras que ningún ambiente para dormir puede ser completamente libre de riesgos, estudios hechos por la Dra. Ball han encontrado que las madres que duermen en la cama con sus bebés amamantados adoptan una posición protectora que hace difícil quedar encima del bebé y la asfixia por almohadas o cobijas resulta poco probable.  Sus observaciones demuestran “que los bebés en esta situación no se sobrecalientan” y que el éxito de la lactancia es mayor y la misma se mantiene por más tiempo, proporcionando beneficios significativos a la salud de la madre y del niño (2).

El Dr. McKenna sugiere que como las bacterias, los virus de los resfriados y la influenza pueden incrementar la susceptibilidad del bebé al Síndrome de Muerte Súbita, (**) y ya que la lactancia materna ayuda a proteger a los bebés contra estas enfermedades, debería procederse con cautela antes de desalentar prácticas como el colecho que se sabe incrementan la intensidad y duración de la lactancia.

Las investigaciones del Dr. McKenna han demostrado que los bebés que duermen junto a un “adulto comprometido y dedicado” tienen la mitad de las posibilidades de morir de Muerte Súbita, comparados con los infantes que duermen solos en una habitación o incluso en una habitación con otros niños. Esta cercanía puede tomar la forma de una cuna a la par de la cama, o puede llevar a compartir la cama con la madre.  El Dr. McKenna señala que aunque no podemos afirmar que el colecho en sí mismo protege a los infantes contra la Muerte Súbita, siempre y cuando una madre que amamanta exclusivamente tome las precauciones contra riesgos conocidos, es muy posible que ella logre hacer del colecho una experiencia segura y beneficiosa. (3)

*El colecho implica que un bebé  comparta la cama con uno o ambos padres, compartir el sueño (co-sleeping) implica que el bebé duerme cerca de un cuidador adulto, no necesariamente en la misma cama.
**Síndrome de Muerte Súbita (SIDS, por sus siglas en inglés)  también conocido como “muerte de cuna”.

Recuadro
Dormir seguros

Medidas de seguridad para padres de bebés amamantados

  • Acuesta al bebé sobre la espalda
  • Evita en todo momento exponer a  tu bebé al humo de cigarro ya que esto incrementa el riesgo de muerte súbita
  • Mantén cerca a tu bebé dormido, de día y de noche, que no esté solo en una habitación
  • Duerme en la cama de frente a tu bebé(tu muslo debería prevenir que el bebé se deslice bajo las sábanas)
  • Coloca a tu bebé con sus pies contra los pies de cualquier cuna, moisés o carriola/cochecito.

Revisa que el lugar donde duerme tu bebé esté libre de peligros:
  • Elige un colchón que sea firme, plano, limpio, del mismo tamaño que la base de la cama, usa sábanas del mismo tamaño del colchón y que lo cubran perfectamente
  • Revisa que no haya ningún lugar donde el bebé pueda quedarse atrapado (por ejemplo, entre el final de la cama y la pared, entre dos colchones)
  • Asegúrate que tu bebé no se pueda caer
  • Elige ropa de dormir para ti y tu bebé que no se amarre ni tenga nada que pueda estrangularlo
  • Mantén sábanas, cobertores y almohadas lejos de la cara y cabeza de tu bebé
  • Mantén un adulto en medio de tu bebé y cualquier otro niño mayor que también esté compartiendo la cama
  • Revisa que tu bebé no tenga demasiado calor o demasiado frío mientras duerme
  • Mantén a las mascotas fuera del lugar donde duerme tu bebé




No dejes a tu bebé dormido:

  • Cerca de una fuente de fuego o radiador ni bajo el sol
  • Vistiendo ropa especial para salir en el invierno cuando esté dentro de la casa


No duermas con tu bebé:

  • En un sofá, sillón, mecedora o silla con brazos
  • Si cualquier persona que comparte la cama ha bebido alcohol, ingerido drogas o medicamentos que pudieran adormecerlos extremadamente o está demasiado exhausta como para tener conciencia de que tu bebé está en la cama
  • Si cualquier persona en la cama es fumador (incluso aunque nunca fume en la cama)
  • Si cualquier persona en la cama está enferma o sufre alguna condición que le impida estar consciente de que tu bebé está en la cama

Sugerencias para facilitar las noches con los bebés amamantados

Muchas madres han descubierto que ser creativas en sus prácticas de sueño puede hacer que las noches con su bebé sean más fáciles.  Algunas de estas ideas pueden facilitar las  noches para ti también, pero como solo tú conoces tus circunstancias particulares, siempre ten en cuenta la seguridad.

El espacio extra puede ayudar.  Puedes intentar:

  • Colocar la cuna de tu bebé justo a la par de tu cama. Baja o retira la baranda y sube el nivel del colchón de la cuna para tener fácil acceso a tu bebé durante la noche. Amarra la cuna a tu cama.
  • Usa una cuna especialmente diseñada para practicar el colecho
  • Usa una cama  tamaño king-size.
  • Agranda tu cama. Intenta agregar una cama individual a la par para que papá duerma, pero mantén a tu bebé lejos de la zanja que queda entre ambos colchones.
  • Amamanta a tu bebé en un colchón sobre el  piso.

Para evitar las caídas:

  • Pon una baranda en uno de los lados de la cama
  • Quita las patas de la cama o coloca el colchón en el piso (ventílalo todos los días para evitar la condensación)

Para mantenerse cómodos:

  • Ten ropa de cama para cada persona, pero asegúrate que tu bebé no quede cubierto por la ropa de cama de los demás
  • Ponle a tu bebé ropa de dormir liviana para evitar que se sobrecaliente
  • Ponle a tu bebé un pañal extra absorbente para evitar cambios de pañal innecesarios durante la noche
  • Mantén a mano una toalla o paño en caso de pañales muy mojados o leche materna que chorrea

Para aprender a amamantar acostada:

  • ¡Practica durante el día!
  • Mantén un lucecita de noche encendida
  • Asiste a las reuniones de la Liga de La Leche para conocer a otras mamás y aprender de sus experiencias.

Estas medidas de seguridad se aplican a bebés amamantados, sanos y nacidos a término. Si tu bebé no parece estar bien, busca orientación médica de inmediato.

Recuerda que las medidas de seguridad pueden reducir el riesgo de accidentes y del Síndrome de Muerte Súbita, pero no pueden eliminar el riesgo por completo.

Referencias

  1. Hrdy SB. Mother Nature: A History of Mother, Infants and Natural Selection. New York: Ballantine Books, 1999
  2. Wailoo, M, Ball, H L, et al.  Infants bed-sharing with mothers: helpful, harmful or don’t we know? Archives of Diseases in Childhood. 2004; vol 89:1082-1083.
  3. McKenna, J, McDade, T. Why babies should never sleep alone: a review of the co-sleeping controversy in relation to SIDS, bedsharing and breastfeeding. Paediatr Respir Rev. 2005; Jun; 6 (2): 134-52.

  1. Ball, HL Parent-Infant Bed-sharing Behaviour: effects of feeding type, and presence of the father. Human Nature. 2006; 17 (3):301-318
  2. McKenna, J. Mother-infant co-sleeping with breastfeeding: Adaptive behaviors worth fighting for, BREASTFEEDING ABSTRACTS, November 2003, 3-4
  3. THE WOMANLY ART OF BREASTFEEDING, Seventh edition. Schaumburg, IL: LLLI, 2004

Co-sleeping and bedsharing issues:
www.llli.org/Release/SIDS.html (press release by La Leche League International)
www.dur.ac.uk/sleep.lab (University of Durham sleep lab website)
www.nd.edu/-jmckenn1/lab (Dr. James McKenna’s website)
(article by Lane E. Volpe, MA, and Dr James McKenna)
www.wearsthebaby.comcosleepingrelease.html (Dr. William Sears’ website)

Practicalities of night-time parenting:
THE WOMANLY ART OF BREASTFEEDING, Seventh Edition. Shacumburg, IL. LLLI, 2004
NIGHTTIME PARENTING, W. Sears. Schaumburg, IL: LLLI, 2001

Esta hoja informativa fue escrita por Sue Cardus y las madres de la Liga de La Leche de Gran Bretaña.  Traducida  al español por Waleska Porras.  Revisada por Mónica Tesone y Verónica Garea. Diagramación: Amaia Sarriegui
 (Signo de copyright) Liga de La Leche Gran Bretaña, 2007 
Por favor no fotocopie este documento ya que priva de ingresos a la Liga de la Leche

¡Carga a tu bebé!