Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

17 junio 2012

Secreciones de los senos y producción de leche inesperada. (Galactorrea)

Secreciones de los senos y producción de leche inesperada. (Galactorrea)Por Kelly Bonyata, BS, IBCLC
Traducido, adaptado y completado por Ana Charfén, IBCLC

Secreciones durante el embarazo y el posparto
Durante el embarazo, el pecho se desarrolla para producir leche que alimentará al recién nacido. En el  tercer trimestre de éste, los pechos de la mamá embarazada comienzan a secretar calostro, a veces en pequeñas cantidades que llegan a mojar la ropa ligeramente, o solamente visible si la mamá se aprieta el pezón o areola entre los dedos. El color puede ser amarillo, blancuzco, transparente, naranja.
Durante los primeros días después del parto, y antes de que la cantidad de leche se incremente, el bebé tomará el calostro del pecho de su madre. En ocasiones por que el bebé no toma bien el pecho, abarcando una buena porción de areola y pezón, este se llega a lastimar, y puede presentar grietas e inclusive sangrar. El bebé tragará entonces la leche o calostro junto con esta pequeña cantidad de sangre. La sangre que llegue a tragar el bebé cuando su madre tiene los pezones lastimados, no le hace ningún daño[1], pero es necesario mejorar la posición y el modo que el bebé toma el pecho para que la madre pueda amamantar sin dolor. A veces cuando el bebé devuelve un poco de leche, se puede notar que la leche contiene sangre que ingirió de los pezones lastimados de su madre, esto no le hace daño al bebé.
El sangrado a través de los senos durante el final del embarazo, así como durante las primeras dos semanas posparto, normalmente está relacionado como capilares rotos dentro de los conductos de la leche en el seno, o por papilomas intraductales[2] (tumores benignos de los conductos de la leche)
Lafreniere en 1990 descubrió que encontrar sangre en la leche es muy frecuente. Analizó leche a través del microscopio de mujeres lactando recientemente, y encontró sangre en el 15 % de las mujeres asintomáticas.
Otra causa común de sangre en la leche es debido a la congestión vascular, una pequeña hemorragia interna causada por una combinación de flujo de sangre incrementado hacia los senos, y el desarrollo acelerado de las glándulas productoras de leche [3], se reporta sobre todo en madres primerizas, en ambos senos, aunque normalmente comienza en uno, y no causa dolor[4], se le conoce como el síndrome de las tuberías oxidadas.
La mujer secretará leche mientras que el estímulo persista, es decir que el bebé succione el pecho o se la extraiga con un extractor de leche o por otro método.
Secreciones después del destete
Pequeñas cantidades de leche o fluido seroso comúnmente se siguen excretando a través de los pezones por semanas, meses o años de las mujeres que han estado embarazadas o lactando previamente[5]. La cantidad normalmente es pequeña después del destete, y el flujo espontaneo se detiene a las 2 o 3 semanas de éste. Las mujeres que han amamantado por periodos más largos de tiempo puede ser que sean capaces de excretar leche por un tiempo mayor después del destete. Cualquier estímulo, por ejemplo revisar si todavía tienen leche, autoexámenes del pecho frecuentes, fricción del brasier o sostén, estimulación durante las relaciones sexuales, pueden causar producción de leche.  
Si se deja de producir leche después del destete y repentinamente regresa, puede ser causado por un nuevo embarazo o por un aborto reciente.
Se sugiere consultar a un médico si:
·         La madre está produciendo una cantidad significativa de leche después de 6 meses del destete o comienza a producir leche espontáneamente, sin estar asociado con un embarazo
·         La mujer empieza a producir leche sin haber estado embarazada nunca
·         La mujer tiene una descarga a través del pecho que no parece ser leche. La descarga puede tener varios colores y ser pegajosa (El color generalmente es verde, esta suele ser una condición benigna llamada ectasia ductal), purulenta (que contiene pus, esto generalmente se debe a mastitis o a un absceso), transparente o acuosa, amarilla o serosa, rosa o serosanguinea, o sanguinolenta.
·         Casi todas las descargas a través del pezón son causadas por lesiones benignas, y muchas no requieren intervención quirúrgica. Sin embargo también pueden representar una condición maligna, y merecen investigación cuidadosa[6]. Las descargas por el pezón asociadas a la lactancia tienen un perfil etiológico de incidencia diferente, pero son significativas.
·         Las descargas del pezón se clasifican como patológicas si son espontaneas, sanguinolentas o asociadas con un bulto o masa en el seno. Las descargas patológicas normalmente son unilaterales y confinadas a un ducto[7]
La Galactorrea se caracteriza por una descarga de leche a través del pezón espontánea, multiductal, bilateral. Se cree que es el resultado de producción incrementada de prolactina, ya sea por la pituitaria o por la remoción de la inhibición  del hipotálamo[8]. Normalmente no es un problema serio, pero siempre debe ser revisado con un médico cuidadosamente.
La galactorrea se debe a varias causas:
·         Cualquier tipo de estimulación frecuente de los pechos puede inducir la lactancia. Otros tipos de estimulación de los nervios también pueden causar galactorrea, incluyendo cirugía de pecho, trauma, quemaduras, herpes zoster que afecte el tórax o estrés emocional crónico.
·         En mujeres susceptibles[9], una visita al médico, estrés, un examen pélvico, punción de las venas, o procedimientos quirúrgicos pueden elevar la prolactina en el suero, lo que puede resultar en galactorrea.
·         La galactorrea se puede presentar como un efecto secundario de ciertas drogas incluyendo bloqueadores de H2 (Cimetidina/tagamet), anticonceptivos orales, metoclopramida, sulpiride, medicamentos psicotrópicos (SSRIs, antidepresivos tricíclicos, benzodiacepinas, fenontiazinas, tioxantenes), antihipertensivos (metildopa/Aldomet, resperpina/serpasil, Verapamil/Calan, atenolol), alcaloide de rauwolfia, teofilina, mariguana, opiáceos o anfetaminas. También se ha observado como un efecto secundario del dispositivo intrauterino de cobre.
·         Los tumores en la pituitarias son la causa patológica más común de galactorrea. El tipo mas común de tumor de la pituitaria es el prolactinoma, es un tumor benigno (no canceroso). Las lesiones o disfunciones del hipotálamo, o lesiones de la pituitaria también pueden causar galactorrea.
·         Mas raro es que se presente galactorrea como un efecto secundario de hipotiroidismo primario o tirotoxicosis.
·         A veces la galactorrea se asocia con daño crónico renal, debido a niveles elevados de prolactina.

Referencias e información adicional:
Is leaking after weaning normal? by Anne Smith, IBCLC
Galactorrhea. Patient information from the American Academy of Family Physicians.
Nipple discharge - abnormal from MedlinePlus
Lawrence R, Lawrence R. Breastfeeding: A Guide for the Medical Profession, 6th ed. Philadelphia, Pennsylvania: Mosby, 2005: 570-573, 602-605.
Riordan J. Breastfeeding and Human Lactation, 3rd ed. Boston and London: Jones and Bartlett, 2004: 80.
Leung AK, Pacaud D. Diagnosis and Management of Galactorrhea. Am Fam Physician. 2004 Aug 1;70(3):543-50.
Serri O, Chik CL, Ur E, Ezzat S. Diagnosis and management of hyperprolactinemia. CMAJ. 2003 Sep 16;169(6):575-81.
Morrow M. The Evaluation of Common Breast Problems.Am Fam Physician. 2000 Apr 15;61(8):2371-8, 2385.
Burns M, Haddad AR. Galactorrhea: Assessment and Treatment Options. USPharmacist. 1998 Oct; 23(10).


[1] The Breastfeeding Answer Book, La Leche League International, Third revised edition. 2003. Pag 407
[2] The Breastfeeding Answer Book, La Leche League International, Third revised edition. 2003 Pag 509
[3] Kline 1964
[4] Lawrence and Lawrence pag 542
[5] Breastfeeding and Human Lactation (Riordan, 2004, p. 80),
[6] Breastfeeding: a guide for the medical profession (Lawrence & Lawrence, 2005, pag. 602),
[7] Monica Morrow, MD in "The Evaluation of Common Breast Problems" (2000)
[8] Breastfeeding: a guide for the medical profession (Lawrence & Lawrence, 2005, p. 570)
[9] Lawrence & Lawrence (2005, p. 571)

No hay comentarios. :

¡Carga a tu bebé!