Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

05 noviembre 2013

Mi bebé llora cuando toma pecho, succiona y lo suelta

por Ana Charfén, IBCLC
¿Por qué mi bebé llora mientras toma pecho?
Una de las situaciones más desconcertantes para una nueva mamá que amamanta, es cuando, después de que ya pasaron las primeras semanas de lactancia materna, parece que todo está tomando cauce, y el bebé comienza a tener un comportamiento que no entendemos del todo. Casi siempre sucede alrededor de cuando el bebé cumple su primer mes de edad.
Primero que nada debemos asegurarnos de que el bebé tome pecho sin horarios, tan seguido y por tanto tiempo como desee, para que la lactancia se lleve a cabo exitosamente.
Algunas mamás lo describen así: "Mi bebé empieza a querer tomar pecho, me lo pongo para amamantarlo, comienza a succionar, y repentinamente se suelta y llora un poco. Luego se vuelve a prender, succiona un poco más, y se vuelve a soltar enojado. Poco a poco se va desesperando más, hasta que llora inconsolablemente y yo a entristecerme. Pareciera que algo de mi leche no le gusta"

Algunas mamás empiezan a hacer teorías, casi siempre incorrectas, entre las cuales se encuentran:

"No tengo leche y por eso mi bebé se enoja y se suelta" Si tu piensas que ésta es la razón del llanto al pecho de tu bebé, tal vez te sientas tentada a darle un poco de leche artificial para ver si es eso. Y desafortunadamente, muchos bebés se toman la leche artificial a pesar de que acaban de tomar pecho por un buen rato. Esto sucede porque el bebé tiene un instinto de succión muy pronunciado, y la leche del biberón le sale muy fácilmente. Su estómago se rellena casi a reventar, y queda "como boa abotagada". Listo, para muchas mamás, esa es la confirmación de su teoría de que no tenían leche. Desafortunadamente, al día siguiente se repite, y poco a poco, su producción de leche efectivamente se empieza a reducir, porque su pecho recibe menos estímulo,y puede ser que la mamá acabe perdiendo su leche antes de lo que hubiera deseado. No caigas en la tentación, si tu bebé toma pecho a libre demanda, moja unos 6 pañales cada 24 horas, y va subiendo de peso de acuerdo a su edad, es seguro que sí tienes suficiente leche.

"Tengo demasiada leche y mi bebé solo quiere succionar para dormirse, y cuando le sale leche se enoja" Cuando algunas mamás piensan eso, deciden darle un chupón a su bebé, para que deje de llorar. He discutido los riesgos para el desarrollo maxilofacial del uso de chupón aquí, y si eso no es suficiente para persuadirle que no le des chupón a tu bebé, puedes saber que el hecho de succionar un chupón en lugar del pecho también te puede ocasionar que tu producción disminuya. Si un bebé cada vez que se disgusta, se le introduce un chupón en la boca como si fuera un switch de OFF, succionará menos tiempo el pecho, entonces lo estimulará menos, y tal vez dejará de producir suficiente leche, si sucede muy seguido durante el día. Además a nadie le gusta que cuando mostramos inconformidad, en lugar de atender nuestra necesidad, se nos impida seguir expresándola. Si tu sientes que tu bebé solo quiere dormirse, puedes probar meciéndolo, arrullándolo, en un rebozo para bebé, para ayudarlo a dormir sin tener que darle el chupón. Pero desde luego, primero asegurarse que si haya tomado pecho, o amamantarlo con el rebozo. Por otro lado, si el bebé llora justo en el momento en que sientes que sale la leche y a menudo se ahoga con el chorro de leche, si es probable que comience a asociar el tomar pecho con angustia de ahogarse. Si eso sucede, puedes probar a soltar a tu bebé cuando sientes que está brotando la leche, y esos primeros chorros que salen con fuerza, dejar que caigan en una toallita. También funciona para el reflejo de eyección con demasiada fuerza, el colocarte reclinada a amamantar, y tu bebé encima de tu pecho. Eso hace que la leche al luchar contra la gravedad, salga con menos fuerza.

"Algo que comí seguramente hace que mi leche no le guste a mi bebé, y por eso se suelta y llora" También puede ser que pienses que algún alimento que ingeriste, está pasando a través de tu leche a tu bebé y le esté causando incomodidad. Luego le preguntas a alguien en un foro de internet, y te hablan de mil dietas y cosas que no debes de comer durante la lactancia materna. Y empieza el martirio de evitar todas las cosas que te dijo tu prima, cuñada, señora de la tienda de la esquina etc. y resulta que ya solo puedes comer chayotes y arroz. ¿Y quien va a querer amamantar con esa dieta tan triste?. Buenas noticias: es casi seguro que si en tu familia no hay alergias alimentarias, tu bebé herede esos genes y sea poco probable que tenga alergias. La mayoría de las mamás pueden comer todo lo que quieran, les guste, les caiga bien y forme parte de su dieta normal, sin afectar su lactancia. Puedes saber especialmente que si el llanto al pecho de tu bebé es durante cierta hora del día, como la noche, es poco probable que esté relacionado con alergias alimentarias. Aquí hablo de ese tema. El tema de lo que uno debe o no comer, es básicamente cultural, y lo que es bueno en ciertas partes del mundo para amamantar, está "prohibido" en otros países. Te sugiero leer más acerca de la alimentación de la mamá que amamanta aquí

A veces puede ser que el bebé se despegue llorando del pecho porque la boca le duele, por ejemplo si tiene algodoncillo, puedes revisar en interior de su boquita para ver si notas parches blancos que parecen algodón y que no se quitan si los intentas limpiar con una toallita, o si lo logras en el lugar quedan puntos de sangre. Si es así, conviene llamar al médico.

También puede ser que tu bebé tenga un catarro y su nariz esté tapada, y no pueda respirar durante la toma y por eso se suelte, para eso puedes probar ponerle una gotita de tu leche en cada orificio nasal para descongestionarlo. A veces también puede ser que el resfriado haga que les duela la garganta o el oído. En ese caso tal vez sera buena idea llamar al médico.


Muy seguido cuando estoy en una reunión de alguno de mis grupos de apoyo a la lactancia materna, si hay varias mamás con bebés de uno o dos meses, comentan que su bebé a cierta hora del día, empieza a llorar mientras toma pecho.

Es muy frustrante, pero debes saber que es algo muy común. Es solo una etapa que pronto pasará. A algunas mamás les funciona dejar de dar pecho al bebé, y bañarlo, hacerle masaje, cargarlo boca abajo sobre su brazo y mecerlo, ponerlo en el rebozo, o ponerlo a ver cuadros de la pared mientras lo cargamos. Si nos sentimos muy nerviosas, podemos pasarle al bebé a su papá o a alguien que esté menos nervioso.

Y siempre recordar, que si nada funciona, siempre es mejor llorar en los brazos de alguien que nos ama.

¡Carga a tu bebé!