Soy IBCLC, puedes comprar una consulta de lactancia por SKYPE, previa cita, dura una hora

tipos de servicio

13 enero 2014

El papa Francisco pide que se amamante al bebé que tenga hambre, aunque sea en la Capilla Sixtina

El Papa Francisco alentó a las madres a amamantar el 12 de enero, en la Capilla Sixtina, antes de bautizar al bebé de una pareja casada por lo Civil. (Algo que antes no se hacía). El Papa bautizó a 32 bebés en la Capilla católica, diciéndole a las madres que no deben sentir vergüenza de amamantar a sus bebés ahí.

Aparentemente por primera vez en el Vaticano, bautizo a la niña de 7 meses Giulia Scardia, a pesar de que sus padres no están casados por la Iglesia. Pero el Papa ha dicho varias veces desde su elección, que la Iglesia no debe hacer sentir a los niños hijos de parejas en "situaciones irregulares sentirse como fieles de segunda clase".

A diferencia de sus predecesores, que normalmente decían largas homilías en el bautizo anual, el Papa ofreció una homilía corta de tan solo 300 palabras, centrada en los niños. "Hoy el coro cantará, pero el más hermoso coro de todos es el coro de los infantes que harán ruido". Continuó de manera relajada hablando a los padres: "Algunos llorarán porque no están cómodos o porque tienen hambre. Si tienen hambre, madres, aliméntenlos, sin pensarlo dos veces, porque ellos son las personas más importantes aquí".

Sus palabras fueron dichas en el mismo cuarto donde fue elegido el 13 de marzo como el primer Papa no europeo en 1300 años. Los frescos de Miguel Angel en la Capilla Sixtina son de las obras de arte más celebradas mundialmente.
El techo muestra la creación del hombre, y la pared del altar muestra un Dios severo en el Juicio Final.
Pero el Papa le dijo a las madres que no se sientan intimidadas por lo que les rodea,, haciendo eco a una entrevista que le hicieron el mes pasado en donde dijo que las madres nunca deben sentirse incómodas amamantando durante las misas y las ceremonias.

08 enero 2014

Lactancia materna vs. mercadotecnia a través de comunidad médica



Por Ana Charfén, IBCLC.

Las compañías siempre han intentando invadir nuevos mercados y hacer que las personas consuman sus productos. Son negocios y lo que les interesa es vender o ganar mercado. A veces intentan comercializar productos que están anclados a cierto mercado, en nuevos mercados, como el chocomilk, que usualmente se vende como un producto para niños. Hace tiempo se intentó vender el chocomilk como un alimento para madres que amamantan. Ahora esa publicidad nos causa risa.

Las mamás que amamantan desde el punto de vista de las compañías que hacen leche artificial para bebé, son un mercado perdido. Si no logran venderles leches artificial para sus bebés, intentan vender leche artificial para embarazadas, suplementos viamínicos, Ensure, Pediasure, en fin, la fórmula o leche artificial se intenta vender para bebés, niños, mamás, abuelitos, enfermos... para todos, no importa que sea innecesaria, la idea es vender.

Por eso hacen estrategias para hacer dudar a las madres de su capacidad para nutrir a su bebé, y que empiecen a darle leche artificial a su bebé.

Otra manera como las compañías y laboratorios que producen leche artificial para bebé intentan vender sus productos, es a través de la comunidad médica. Los médicos dan consejos, que vienen de información que reciben de los laboratorios y compañías que hacen leche artificial, como: "dele cada x horas y complemente con leche artificial. (la lactancia materna no debe darse con horario) Dele x leche para el reflujo (a pesar de que la leche humana es ideal para bebés con reflujo). Dele la leche x deslactosada (a pesar de que la leche humana es ideal para curar la intolerancia a la lactosa transitoria), dele leche artificial porque no sube bien de peso (porque ha sido comparado con una tabla que considera a los bebés que toman leche artificial como la norma de peso). Ninguna de estas recomendaciones está basada en evidencia científica, y si en información equivocada que proveen los laboratorios y compañías que venden leche artificial.

Muchos médicos y enfermeras desinformados se sorprenden cuando encuentran una madre que amamanta más allá del año, a pesar de que la mayoría de las asociaciones médicas recomiendan la lactancia materna por lo menos los dos primeros años de vida del bebé. No es dificil imaginar que si un médico se extraña porque una mujer amamante más de un año, es porque seguramente su ayuda para que sus pacientes amamanten y su conocimiento acerca de la lactancia materna es deficiente. A veces es desesperante encontrar, que lo que dicen los libros, lo que dice la evidencia científica, no siempre es lo que dice la comunidad médica, cuando su primer objetivo debería ser no dañar la salud.
Las mamás consideran al médico una autoridad, y lo que éste dice tiene más peso que lo que dicen otras autoridades morales para la madre. Las compañías saben perfectamente bien eso, y lo aprovechan. A menudo una mamá quiere seguir amamantando y el médico, cuando hay dificultades, simplemente le dice que no es necesario continuar.

Frecuentemente sabemos de cierta madre que fue aconsejada en dejar de amamantar porque tenía cualquier enfermedad benigna, como una gripe, o enfermedad estomacal, o porque debia tomar cierto medicamento. (la mayoría de los medicamentos se pueden tomar mientras se amamanta, se puede consultar la página www.e-lactancia.org, que es confiable). Muchos médicos desestiman la importancia de la lactancia materna, y cuando recomiendan destetar, no consideran el riesgo que ese bebé padece por la ausencia de la lactancia materna. Riesgo de enfermar, riesgo de aumentar sus probabilidades de padecer obesidad, enfermedades cardiovasciales, diabetes, ciertos cánceres. Se le priva a muchos bebés de reducir estos riesgos a través de la lactancia, solo porque sus madres tuvieron una gripe y fueron erroneamente aconsejadas en destetar.

Las mujeres que amamantan parecen ir nadando contra la corriente. Encuentran trabas para amamantar desde sus propios hogares, pasando por la sociedad y terminando con la comunidad médica y el medio laboral.
Solo las mamás informadas y empoderadas, logran sortear todas estas dificultades. La información es poder, busca apoyo en tu lactancia.

¡Carga a tu bebé!