16 octubre 2006

Incumplimiento del código de comercialización de sucedáneos de la leche materna

Les reenvío este mensaje de Carlos González, con respecto a los "regalitos"
de formula o botellas que a veces recibimos.
Si alguien recibió "regalitos" cuando estuvo en el hospital al nacer su
bebé, puede hacer una carta hacia el mismo, solicitando que no he haga,
porque no es correcto.
Por otro lado, el menciona que no es una ley, pero me parece que en Perú si
lo es? Alguien sabe?
Saludos
Ana Charfen, IBCLC
Hola
El Código de la OMS no es una ley. Nadie está obligado a cumplirlo (¿veis el
caso que le suelen hacer a las Naciones Unidas, en cuestiones más
importantes?).
Enviar pruebas de infracciones a GIFA es muy útil. Desde luego, no pueden
hacer nada, ni creo que tengan tiempo para contestar. No son más que una
asociación, como Lactando o ACPAM. Pero recopilan infracciones de todo el
mundo, y preparan cada año un informe, junto con otros grupos de IBFAN, que
resulta muy útil para mantener a la prensa ligeramente interesada, y para
presentar a la misma OMS, a UNICEF y a quien haga falta. Porque esas
organizaciones no tienen un cuerpo de inspectores, y si no fuera por los
informes de IBFAN no les quedaría más remedio que creerse a la industria
cuando dice que cumplen el Código al pie de la letra.
Otra cosa es la legislación de cada país; esa sí que hay que cumplirla, y si
no se cumple se puede denunciar. Cuestión de leerse la legislación española
y, cuando se vea una infracción clara (hay tantas infracciones claras que no
vale la pena meterse con las dudosas) se puede escribir a la correspondiente
Consejería Autonómica de Sanidad, al Ministerio, a la oficina de atención al
consumidor... Si la respuesta no es satisfactoria, y uno está de humor para
gastar tiempo y papel, se puede luego protestar al defensor del pueblo. En
periodo de elecciones, tal vez sea útil escribir a los distintos partidos
para preguntarles qué piensan hacer al respecto, advirtiéndoles que se dará
la mayor difusión posible a las respuestas.
Creo que antes de ponerse a denunciar hay que preguntarse qué se quiere
conseguir, y también que es probable o incluso posible que consigamos,
aunque sin quererlo.
Por ejemplo, de la industria no esperamos nada, nunca, y por tanto no
necesitamos quedar bien. Pero de los hospitales y centros de salud, de los
médicos y enfermeras como grupo o de forma individual, de las farmacias y
supermercados, sí que esperamos cosas. Debemos considerarlos siempre como
aliados, aunque a veces, engañados por la industria, hayan hecho algo
inadecuado.
Imaginad, por ejemplo, que le ponen una multa a una enfermera por repartir
muestras gratuitas, porque un grupo de madres puso una denuncia. O que la
despiden. Imaginad que eso sale en la prensa. ¿Qué van a pensar esa
enfermera, sus amigas y compañeras de trabajo, todas las enfermeras del
país, incluso las más partidarias de lactancia. ¿Qué va a pensar la gente en
general, todos los que ignoran lo que es el código y lo que es la lactancia
y están convencidos de que regalar leche es "un detalle", un favor que le
hacen a las madres? ¿Qué van a pensar sobre la lactancia, sobre los grupos
de madres en general (sabéis que la gente los confunde, lo que hace uno
afecta a la reputación de todos), sobre todo ese "fanatismo"?
Creo que si en un centro de salud reparten muestras, lo mejor es enviar una
carta muy amable a la dirección, con una fotocopia de la legislación
vigente: "he visto que, sin duda por error, en su centro se distribuyen
muestras gratuitas, lo que está expresamente prohibido por el artículo X de
la ley Y" ¡Y nada más! ¡nada de "si no toman las medidas oportunas, nos
veremos en la obligación de vomunicarlo a la autoridad sanitaria"!
Y si se quiere denunciar algo ante las autoridades, creo que no conviene
citar personas ni lugares. En todo caso, citar marcas: "hemos observado que
las empresas X, Y y Z distribuyen muestras gratuitas en varios centros de
salud de la provincia..."
Saludos
Carlos González

¡Carga a tu bebé!