30 enero 2007

Piloto de la Naval

 

Durante un vuelo comercial de aerolínea, un Piloto de la Naval fue sentado junto a una joven madre con su bebé en los brazos.

 Cuando el bebé empezó a llorar durante el descenso para aterrizar, la madre empezó a amamantar al bebé tan discretamente como era posible. El piloto fingía no notarlo y cuando estaban desembarcando, el galantemente le ofreció ayudarle con los diferentes artículos para bebé que le impedían moverse rápidamente.

Cuando la joven madre expreso su gratitud, el piloto respondió: “Vaya ese bebé es muy guapo… y estaba hambriento!”

Un poco avergonzada, la madre explico que su pediatra le dijo que el amamantar le ayudaría a aliviar la presión en los oídos del bebé, durante el aterrizaje.

El Piloto de la Naval, con tristeza sacudió su cabeza, y de un modo verdaderamente de piloto, exclamo, “Maldición! Y todos estos años yo he estado mascando chicle”

No hay comentarios.:

¡Carga a tu bebé!