07 febrero 2007

UNA EXPERTA EN SALUD MENTAL ADVIERTE QUE LOS CONSEJOS POPULARES DE IGNORAR LAS LAGRIMAS DE TU HIJO, PUEDEN CAUSAR DAÑO QUE PERDURE TODA SU VIDA.

UNA EXPERTA EN SALUD MENTAL ADVIERTE QUE LOS CONSEJOS POPULARES DE IGNORAR LAS LAGRIMAS DE TU HIJO, PUEDEN CAUSAR DAÑO QUE PERDURE TODA SU VIDA.
Traducido por Ana Charfen, IBCLC

Anuncio de Prensa
Amelia Hill
Corresponsal de Educación
El Observador


La Nanny ya no es la que sabe lo mejor, el "Libro del Pequeño Bebé Contento" puede dañar el desarrollo de un niño y el consejo del Dr. Spock de que un niño debe dejarse llorar pueden causar daño psicológico.

Cuando se trata del calurosamente debatido mundo de como criar a tu bebé, hay una nueva teoría que usa escaneos del cerebro que argumenta que el llanto controlado (el entrenar para dormir) no solamente daña el cerebro de los bebés, sino que produce adultos enojados y ansiosos.

[Nota: El psicólogo de Cape Town, Abraham le Roux, señala que los resultados de forzar a los bebés a "auto consolarse" (necesario para entrenarlos a dormir) causan serias preocupaciones, también. Mas tarde cuando son adultos, estas personas es común que necesiten continuar auto consolarse, y los consoladores usados pueden incluir alcohol, drogas, comer compulsivamente, sexo obsesivo, etc.]

"Si tu ignoras un niño que llora, les dices que se callen o los pones en su cuarto solos, les puedes causar serio daño a sus cerebros a un nivel que puede resultar en una neurosis severa y desórdenes emocionales mas tarde en su vida", dijo la Profesora Margot Sunderland.

Sunderland es la experta que lidera en el desarrollo de los cerebros de los niños y es una autora ganadora de premios de la Asociación Medica Británica, que ya ha escrito mas de 20 libros acerca de la salud mental de los niños.

Basada en su estudio de cuatro años de escaneos del cerebro e investigación científica, Sunderland exhorta a los padres a rechazar las teorías modernas de expertos de bebés como Gina Ford y la Supernanny, Jo Frost, del canal 4, que predican la estricta disciplina, rutina y "llanto controlado".

El libro de Sunderland, "El libro definitivo de como criar a un niño", que se publicará el siguiente mes, provee una guía paso a paso de como reaccionar ante cada cambio en el humor de un niño, hasta como abrazar a un bebé que llora.

'La Verdad cruda, es que el llanto no consolado, puede causar daño al cerebro en desarrollo de un niño, dijo la Profesora Sunderland, quien es la Directra de Educación y Entrenamiento del Centro de Salud Mental Infantil en Londres. Ella cree que los padres a menudo no reconocen adecuadamente el sufrimiento de sus niños.
Mientras que la imporatncia del contacto, del abrazar y físicamente consolar a sus hijos es fundamental, ella también habla a los padres de los daños de minimizar la ira de sus niños, asi como la angustia emocional.
"Los padres nunca deberían tratar de disuadir a sus hijos de no sentir ciertas emociones, ella dijo." Aunque tu hijo esté interpretando una situación de una manera completamente diferente a ti, es importante el probarles que tienes empatía hacia ellos, a través del tiempo que les das y el lenguaje y las expresiones faciales que muestras.

"Si tu hijo está enojado, tu incrementas su sentimiento de stress en lugar de reducirlo, si no tomas su enojo tan seriamente como tu desearías que alguien tomara tu enojo", ella agregó.

"El intentar contentarlos fuera de su humor resultará que ellos internalicen su stress, lo cual tomará una cuota en sus cuerpos y su cerebro, como si los dejaras llorar sin calmarlos" Sunderland también cree que los padres a menudo sin percatarse, disciplinan a sus hijos a través de la vergüenza y el miedo.

"Puede ser que obtengan resultados rápidos, y los padres a menudo no se dan cuenta de que lo están haciendo" ella dijo. Pero el precio en el desarrollo del cerebro de un niño puede ser muy alto, y dejar un legado de ansiedad y fobial social de por vida.

Es demasiado sencillo domar a un niño, en cambio, Sunderland alienta a los padres a ser muy emocionales cuando su niño se comporta muy bien, y muy parcos cuando ellos se comportan mal.

Sunderland cree que los padres que usan palabras de lucha o frases que demandan obediencia inmediata y absoluta, crearán un niño desafiante mientras que las palabras para pensar, que activan sus cerebros al darles una opción, pueden acabar con intensos estados de excitación emocional.

A menudo, sin embargo, Sunderland aconseja que las palabras no siempre son necesarias, y que calmadamente abrazar a un niño que se rehusa a escuchar, es suficiente, " A veces el cerebro de un niño está hiperestimulado para responder al lenguaje y un abrazo amoroso y cálido es la única cosa que puede calmarlos sin conflicto."

Sunderland ofrece los siguientes consejos a los padres:

· No trates de persuadir a tu hijo a que no sienta sus emociones, no importa que tan extremas o irracionales tu puedas sentir que son esas emociones.
· No minimices sus emociones, muestrales a traves del contacto, el tono y las expresiones faciales, que entiendes la intensidad y calidad de lo que les está sucediento.

·Se su roca emocional, se bueno y calmado.

·Abrázalos - el contacto es vital para calmar y consolar a un niño.


Lecturas recomendadas:
Gerhardt, Sue. (2004) "Why Love Matters: How Affection Shapes Your
Baby's Brain", Brunner Routledge, New York and Hove


* The publication of this book has been delayed in order to include comprehensive illustrations. It will now be published in 2006 by Dorling Kindersley and has been renamed, ‘The Science of Parenting’.


La Profesora Sunderland puede ser contactada:
Margot Sunderland
The Centre for Child Mental Health
2 - 18 Britannia Row
Islington
London
N1 8PA

http://www.childmentalhealthcentre.org
Tel: +44 (0)20 7354 2913Fax: +44 (0)20 7704 0171info@childmentalhealthcentre.org
Para saber mas acerca de como The Baby Sleep Clinic puede ayudarte a establecer habitos saludables de sueño que queden a tu situación familiar, manda un email o llama a(+44) 020 8763 8723

Los niños deberían dormir con sus padres hasta los cinco años

Traducido por Delia Aline Ramirez y Ana Charfen, IBCLC
Los niños "deberían dormir con sus padres hasta que ellos tengan cinco años"
Una de las líderes británicas expertas en salud mental ha aconsejado a los padres que rechacen años de convencionalismo y permitan a sus hijos dormir en cama con ellos hasta la edad de cinco años.
Margot Sunderland directora de educación del Centro de Salud Mental para Niños en Londres, dice que esta práctica conocida como "colecho", hace que los niños crezcan como adultos serenos y saludables.
Sunderland, autora de 20 libros, subraya su consejo en "La ciencia de la paternidad" que será publicado a finales del mes.
Ella está tan segura de sus hallazgos en este nuevo libro, basado en 800 estudios científicos, que está haciendo un llamado a los proveedores de la salud para que hagan artículos basados en evidencia sobre como educar a los papás en el tema de "colecho".
"Estos estudios deberían ser diseminados ampliamente a los padres", dice Sunderland. "Yo simpatizo con los gurús de la crianza –¿ por qué deberían conocer la ciencia? Noventa por ciento de estos son tan novatos que ellos deberían conocer esto ahora. No hay absolutamente ningún estudio que diga que es bueno dejar llorar a los niños.
Ella argumenta que tal práctica, común en la Gran Bretaña, de entrenar a los niños a dormir solos desde las primeras semanas de nacidos es dañino, por que cualquier separación de los padres incrementa el nivel de hormonas del estrés como el cortisol.
Sus estudios están basados en avances en el entendimiento científico desde hace 20 años de cómose desarrolla el cerebro de los niños . Y otros estudios usando escaners para analizar como reaccionan ellos en particulares circunstancias.
Por ejemplo, un estudio neurológico de hace tres años, muestra que un niño separado de alguno de sus padres experimenta una actividad cerebral similar al dolor físico.
Sunderland también cree que esta práctica tan concurrida está basada en actitudes sociales que deben ser abandonadas. "Hay un tabú en este país acerca de que los niños deben dormir con sus padres", ella dice.
"Lo que yo he hecho en este libro es presentar la ciencia. Estudios de todo el mundo muestran que el colecho, hasta la edad de los cinco año es una inversión para el niño" Ellos pueden experimentar la ansiedad por la separación hasta la edad de los cinco años y más allá, lo cual les puede afectar más tarde en la vida. Esto es aminorado por el colecho".
Los síntomas también pueden ser físicos. Sunderlan cita un estudio que encontró que el 70% de las mujeres que no han sido confortadas cuando ellas lloraban de niñas desarrollaron dificultades digestivas siendo adultas.
El libro de Sunderland la pone al nivel de la ampliamente leída gurú de la crianza Gina Ford, cuyos consejos son seguidos por miles.
Ford aboga por el establecimiento de rutinas de dormir para bebés desde una temprana edad "lejos del resto de la familia" y enseña a los bebés a "dormir sin asistencia de los adultos".
En su libro. "The complete sleep guide for contented babies and toddlers"; ella escribe que los padres necesitan tiempo para ellos. "Compartir cama… muy a menudo lleva a los padres a dormir en cuartos separados" y madres exhaustas, una situación que pone enorme presión en la familia como un todo."
Anette Mountford, jefe ejecutivo de la organización de crianza Family Links, confirmó que la norma para los niños en Gran Bretaña era la de animarlos a dormir en cunas y camas, a menudo en cuartos separados, desde temprana edad. "Los padres necesitan su espacio", ella dice. "Hay beneficios definitivos al animar a los niños a dormir en su propia rutina y su propio espacio."
Sunderland dice que poner a los niños en sus propias camas desde las pocas semanas de nacido, aun cuando estos lloren en la noche, ha mostrado un incremento en el flujo de cortisol en el cuerpo.
Estudios de niños menores de cinco años han mostrado que en más del 90%, el cortisol se eleva cuando ellos van a la guardería. Y cae en 75% cuando ellos regresan a casa.
El Profesor Jaak Panksepp, un neurocientífico de la Universidad Estatal de Washingtona, quien ha escrito unas palabras para este libro, dice que el argumento de Sunderland es coherente con la neurociencia.
"Una sociedad que sea sabia lo tomará con el corazón".
Sunderland argumenta que poner a los niños a dormir solos es un fenómeno occidental peculiar que puede incrementar el riesgo de muerte de cuna, también conocido como Síndrome de Muerte Súbita (SMS). Esto posiblemente causado por que el niño pierde el efecto calmante en su respiración y en su función cardíaca que proviende de estar cerca de la madre.
"En Gran Bretaña, 500 niños al año mueren de SMS", Sunderland escribe. "En China, donde el colecho es algo común, la muerte por SMS es tan rara que incluso no tiene nombre."

¡Carga a tu bebé!