23 mayo 2008

El confinamiento solitario es el castigo más severo

A raíz del terrible caso de incesto, cometido contra una mujer llamada Elisabeth Fritzl, la cual fue confinada durante 24 años a vivir en un calabozo, y a parir sin ayuda a 7 hijos de su padre, el mundo se muestra increíblemente conmovido.

En la reflexión de los efectos psicológicos que pueden padecer los 3 hijos de Elizabeth que nunca habían salido de su calabozo en 19, 18 y 6 años respectivamente, surge la inquietud de los resultados que en su mente pudieron tener tantos años de encierro. (los otros 3 hijos habían sido sacados del sótano siendo bebés, y criados con su abuela, y su abuelo-padre, en libertad, y normalmente, como si Elizabeth los hubiera abandonado para que sus padres se hicieran cargo de ellos, y uno de ellos había muerto poco después de nacer)
Los psicólogos están tratando de encontrar el mejor tratamiento para poder habilitar a estas criaturas y a su madre. En general se tienen pocas esperanzas de que se puedan recuperar, ya que su personalidad y su salud se encuentran profundamente trastornadas.

Un caso similar fue el de Genie, la niña feral que siendo bebe fue encerrada, y atada durante el día a una nica y metida en una bolsa de dormir dentro de una cuna con una tapa de metal, durante la noche. No se le permitía hablar ni salir. A pesar de que Genie, cuando se descubrió su situación, fue tratada con los mejores tratamientos y terapias disponibles, nunca se pudo recuperar.

En un reporte de Walter Cronkite acerca de Genie, en 1970, el Dr. Jay Shurley, un psiquiatra dijo:
El confinamiento es, diabólicamente, el castigo más severo, y en mi experiencia, síntomas realmente dramáticos se desarrollan en tan poco tiempo como 15 minutos a una hora, y ciertamente por dos o tres días. Trata de pensar como puede afectar la mente, 10 años de esto.


Genie: La niña salvaje (1) por raulespert

Lo cual me lleva a mi punto. En nuestra sociedad, las necesidades emocionales de los niños son reiteradamente negadas, sobre todo durante la noche, y con el pretexto de "enseñarlos a dormir como debe ser, y hacerles buenos hábitos de sueños", millones de niños en todo el mundo sufren lo que el Dr. Jay Shurley considera el castigo más severo, el confinamiento.

Millones de niños lloran en silencio durante la noche porque sus padres, convencidos de hacer lo mejor para ellos, deliberadamente no acuden ante sus llamados. En algunos la angustia llega a un grado tal, que incapaces de controlarse, vomitan de horror. Son en cierta manera, confinados a una soledad forzada, diariamente, que dura entre 8 y 12 horas.

Yo me pregunto, que clase de sociedad estamos creando al negar a los niños el cariño que necesitan, especialmente a edad temprana?, que efectos psicológicos puede tener todo este abandono en la humanidad? No es difícil intuir por que tantos adultos, al no haber resuelto sus necesidades emocionales en el momento adecuado, cuando son más vulnerables e indefensos, tratan de buscar figuras maternas y paternas en sus relaciones posteriores.

Cuando tu hijo llore en la noche, llamándote, piensa: por que tu hijo merece tu atención y tu apoyo emocional durante el día, pero durante la noche no? Que efectos puede tener en tu hijo el negarle apoyo emocional de 8 a 12 horas diarias por años?




Genie: La niña salvaje (2) por
Genie: La niña salvaje (3) por

4 comentarios:

Ale59 dijo...

Excelente artículo, muchas madres piensan que les enseñan a dormir a sus hijos, utilizando estos métodos basados en bestsellers los niños solo aprenden una cosa: que con sus padres no pueden contar para nada.
Dra. Alejandra Mercado
www.dardemamar.com

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión. Aunque muchas personas te dirán exagerada, a mí se me ponen los pelos de punta por esas rutinas que para muchos son inocuas y prácticas. Para todos excepto para los niños, claro. Todo lo que les damos ahora lo guardan adentro y acabará saliendo a lo largo de su vida. Por eso creo que debemos dar importancia a estas sutilezas del sentimiento, porque en la edad adulta muchos llevarán una melancolía de origen olvidado que no se cura con fármacos.
Carolina Piquero.

Mariana Romero dijo...

Hola Ana, comparto contigo tu opinión. Hace poco me encontré con una serie de investigaciones realizadas por el Dr. James McKenna, Director del Laboratorio de la conducta del sueño mamá-bebé, en las que demuestra los beneficios del dormir juntos.
Espero sumarme pronto a tus reuniones.
Saludos,
Mariana Romero.

Désirée Sanz dijo...

Sí que es un castigo severo porque el niño se siente abandonado, puede creer que sus padres no lo quieren (aunque esto no sea cierto), su autoestima puede caer en picado pensando que no le importa a nadie y desde luego en su mente se crean muchísssimos miedos e inseguridades.

Os invito a leer un debate que estos días se ha mantenido en un foro:

http://www.scribd.com/doc/3820521/Bebe-se-despierta-mucho-Debate-AEPED

Un saludo.

Désirée Sanz

¡Carga a tu bebé!