19 octubre 2008

Jolie planta cara al puritanismo









Jolie planta cara al puritanismo


Las fotos dando el pecho a su bebé escandalizan a la sociedad americana - Las asociaciones en defensa de la lactancia materna consideran un gesto valiente su reciente posado
José Beltrán - Madrid

madre da el pecho a su hijo. Esta imagen en blanco y negro -y tomada con una cámara desechable- podría ilustrar perfectamente un cartel en una consulta de pediatría, o incluso formar parte de una exposición sobre el germen de la vida. Pero, la cosa cambia cuando la instantánea ilustra la portada de noviembre de la revista «W», la madre de la criatura es Angelina Jolie y, el fotógrafo, Brad Pitt. La opinión pública estadounidense, en un nuevo alarde de puritanismo, ha puesto el grito en el cielo tras contemplar esta escena tan cotidiana en el primer plano de la actualidad. Nadie censuró el erotismo de su desnudo en la película «Beowulf», ni lo ajustado de su atuendo como Lara Croft en «Tomb Rider».
Lo público y lo privado
Pero Angelina ha rebasado otro límite, y no ha gustado. «Los norteamericanos se guían por la máxima ''vicios públicos, virtudes privadas''», comenta el catedrático de sociología, Fermín Bouza.
«Así, en el país cuna de la pornografía -continúa-, dar el pecho a un bebé en público está considerado como algo obsceno, en tanto que pertenece a lo privado y nadie puede romper esa frontera, una actitud propia de una cultura hipócrita como la anglosajona». Este experto en cultura de masas mantiene además que «en España un posado de este tipo sería irrelevante, pero no lo es dentro de su cultura de la hipocresía. Mientras nuestra cultura es más intolerante en las ideas, la anglosajona lo es en la transición de lo público a lo privado».
La realidad es que la «transgresión» de Jolie le ha costado caro, y eso que no ha sido la primera. Ya en 1991 la modelo Jerry Hall apareció en la portada de «Vanity Fair» amamantando a Gabriel, el hijo que tuvo con Mick Jagger.
Por esas mismas fechas y en la misma publicación, Demi Moore posó desnuda luciendo un avanzado embarazo. De aquellas portadas han pasado 17 años, pero los tabúes en Estados Unidos parecen intocables. De hecho, hasta hace diez años, mostrar el pecho para alimentar a un niño era un delito de exhibicionismo en muchos estados. Y aunque, desde entonces las leyes se han relajado, el rechazo permanece y resulta impensable contemplar esta escena en un banco de un centro comercial o en un restaurante. Lo habitual en estos casos es que la madre en cuestión compre una sábana especial para tapar la escena maternal y que cubre incluso el hombro de la afectada.
Millones de exclusivas aparte, al menos Jolie puede sentirse orgullosa, porque, frente a las críticas las asociaciones en defensa de la lactancia materna han aplaudido su gesto. «Que una famosa como ella explique cómo amamanta a sus gemelos supone un apoyo extrarodinario a una práctica que debería normalizarse», asegura Ana Angulo, de la Federación Española de Asociaciones Pro-lactancia Materna. Angulo lamenta que «hace treinta años dar el pecho en público se viera como algo normal y en la actualidad esté mal visto e, incluso, por intereses económicos se presente como una práctica que deforma la figura materna» .

No hay comentarios.:

¡Carga a tu bebé!