02 enero 2009

La Virgen María le dio lactancia prolongada al Niño Jesús

La Virgen María le dio lactancia prolongada al Niño Jesús

virgenleche3.jpg
Hoy día 25 de diciembre se celebra en muchos rincones del mundo la Natividad de Jesús. Nacido hace más de 2000 años fue amamantado por su madre y al parecer de manera prolongada, según podemos ver en esta escultura (y otras que os pongo más abajo) o como mínimo eso creían los que las realizaron en su día.
“A partir de los seis meses la leche es agua”, “el pecho es bueno pero a los seis meses hay que destetarlo”, “los niños deben tomar teta hasta que les salen los dientes”, “que tome teta con dos años no puede ser normal”, “eso ya no es alimento, es vicio”, “cuando sea mayor tendrá problemas psicológicos” y muchas otras que me dejo son frases muy habituales en la consulta del pediatra, en el rellano de tu casa, en la comida familiar e incluso en la calle.
Es lógico, somos los hijos del biberón, de la leche artificial que llegó hace décadas para sustituir a la peor leche de la madre (así se publicitaba entonces) y lo que uno eligió para su hijo porque era lo mejor lo aconseja para los hijos de los demás, pues seguirá siéndolo, ¿no?

El avance de la ciencia y los estudios que se han podido realizar para analizar la leche materna y la leche artificial ha puesto en su lugar a cada una de ellas, siendo mejor la leche materna tanto para un bebé recién nacido, como para un niño de 2, 3 o más años.

Decir que no es normal que un niño de dos años tome el pecho es mucho decir. De acuerdo que no es habitual, pero es completamente normal si tenemos en cuenta que hace miles de años que las lactancias son prolongadas y que no fue hasta el siglo pasado, con la llegada de la leche artificial, cuando los niños empezaron a tomar menos leche materna para tomar más leche artificial o de vaca (bueno, las dos son de vaca, de hecho).
En relación a posibles problemas psicológicos hay varios estudios realizados a niños que han sido amamantados de manera prolongada que desmienten esta teoría. Es más, dado que la lactancia no es sólo alimento sino que es ternura, consuelo y contacto entre madre e hijo se ha demostrado que hay relación entre la duración de la lactancia materna y un mejor desarrollo cognitivo evaluado con la escala de Bayley (evalúa el desarrollo mental y psicomotor) al año y a los dos años de edad.
Y si no os lo creéis, fijaos en el ejemplo de Jesús, lactancia prolongada y salvó al mundo ¿no?
Os dejo más fotos del Niño Jesús con su madre la Virgen María:
virgen-de-la-lechejpg.jpg
Por cierto, Feliz Navidad a todos y todas.

1 comentario:

Andrea Carolina dijo...

oye, mil gracias por esta informacion,, me da mas seguridad en mi decision, tengo un bb de 2 años y 3 meses y ay, como molestan de que ya esta mal, y hasta que eso esmasturbacion para mi ya en plan ofensivo y como me enoja esas metichadas, y yo veo loe beneficios enmi hijo y la verdad que me encanta, esun momento muy padre, hasta a veces nos carcajeamos. saludos

¡Carga a tu bebé!