05 octubre 2012

Teoría del apego y momentos en que los bebés necesitan más a su mamá


Por Ana Charfén IBCLC
En este blog partimos de la premisa de que las mujeres deberían seguir su voz interior, atendiendo a sus bebés cuando indican que necesitan a su madre, y estando de acuerdo con su instinto materno, basándonos en la Teoría del Apego, iniciada por Bowlby (1969)

De acuerdo con esta teoría los niños necesitan formar un apego seguro, una relación positiva con sus padres durante el primer año de vida, ya que influye en su desarrollo posterior. Es muy importante para el desarrollo del bebé, que este forme un vínculo de apego con un cuidador durante su primer año de vida.
Bowlby define el apego en los niños pequeños como una fuerte disposición a buscar proximidad y tener contacto con una figura específica y a hacerlo en ciertas situaciones, notablemente cuando están asustados, cansados o enfermos. (Bowlby 1969/1982). En el uso contemporáneo, el apego se refiere a la conexión emocional del bebé o niño pequeño con un cuidador adulto, -la figura de apego- inferida de la tendencia del niño de selectivamente acudir a ese adulto para incrementar la proximidad cuando necesita consuelo, apoyo, protección o cariño. En otras palabras, si un niño se siente seguro en la presencia de una figura de apego, la motivación del niño de aventurarse y explorar se intensifica, si el niño se asusta o estresa, la motivación para explorar disminuye y la motivación para buscar proximidad se intensifica.
Desarrollo del apego
Los primeros dos meses El bebé tiene habilidad limitada para discriminar entre los diferentes cuidadores, reconoce el olor de la madre y su voz, pero no expresa preferencia.
De los dos a los 3 meses Emerge la interacción social, con contacto de ojo a ojo incrementado, sonríe de manera social y responde con balbuceos
3 a 7 meses capaz de discriminar entre diferentes cuidadores, pero todavía no tiene fuertes preferencias expresadas, se siente agusto con adultos familiares o desconocidos y se siente motivado intensamente a interactuar.
7 a 9 meses. Surge el apego selectivo, y se evidencía por el desconocer a los extraños o sentirse ansioso si alguien desconocido lo carga o le habla, protesta si se le separa de su figura de apego
9-18 meses Ya es evidente que hay una jerarquía de la figura de apego. El bebé balancea la necesidad de explorar y la necesidad de buscar proximidad, esto se hace más evidente cuando empieza a caminar aproximadamente a los 12 meses. Surge el comportamiento de la "base segura" (el ir y venir  hacia la figura de apego para explorar) y el comportamiento del "refugio seguro" (regresar a la figura de apego por apoyo y consuelo) Ambos son evidentes en esta edad, normales y esperados en todos los bebés. Si tu bebé se comporta expresando miedo cuando te separas de él, es porque es un bebé normal que te reconoce de entre otras personas
18 a 20 meses Emerge la representación simbólica, incluyendo el juego de pretender ser alguien y el lenguaje
20 a 36 meses El niño descubre que quiere hacer algo y a veces no puede, y empieza a negociar, ceder y retrasar su gratificación
Más de 36 meses. Continuan los comportamientos de base segura y refugio seguro pero las manifestaciones en el comportamiento son menos evidentes porque el niño tiene mejores capacidades verbales. Las representaciones internas del apego son más accesibles para los observadores a través del juego narrativo con muñecos.[2]
Los niños humanos nacen sin estar apegados a nadie en particular. El apego se desarrolla y emerge durante los primeros años de vida en conjunto con cambios normales y predecibles a ciertas edades, como a los 2-3 meses, 7-9 meses 18-20 meses y menos dramáticamente a los 12 meses de edad. Estos cambios ocurren cuando aparecen nuevos comportamientos y capacidades por primera vez. Entre estos cambios, es posible observar estos comportamientos de apego, en que muestran mayor necesidad de ser consolados. Esto se contrapone a las creencias populares en México de que los bebés o niños pequeños no deben ser consolados cuando muestran esta necesidad emocional, que dicen que debemos hacer oídos sordos, en contraposición con lo que la mayoría de las madres sentimos que debemos hacer.
Podemos notar de manera interesante, que condiciones ambientales aberrantes, dañan el desarrollo del apego más que anormalidades físicas o neurológicas. Por ejemplo los niños que han sido criados en instituciones, el efecto principal es que el apego se forma de manera incompleta o está ausente, cuando  los bebés o niños pequeños no muestran preferencia por algún cuidador en particular.

Si tu bebé muestra enojo cuando te vas, o llora si desapareces de su vista, quiere decir que te reconoce y que está pasando por etapas normales de ansiedad de separación. NO es que hayas hecho algo malo ni que lo hayas embracilado, echado a perder o consentido. Tu bebé merece que tu conozcas que su comportamiento es normal, y eso te puede tranquilizar.


[1] Averdijk, M., Besemer, S., Eisner, M., Bijleveld, C., & Ribeaud, D. (2011). The relationship between quantity, type, and timing of external childcare and child problem behaviour in Switzerland. European Journal Of Developmental Psychology8(6), 637-660. doi:10.1080/17405629.2011.571846

[2] Zeanah, C. H., Berlin, L. J., & Boris, N. W. (2011). Practitioner Review: Clinical applications of attachment theory and research for infants and young children. Journal Of Child Psychology & Psychiatry, 52(8), 819-833. doi:10.1111/j.1469-7610.2011.02399.x

4 comentarios:

Gustavo Dost dijo...

Gran articulo, es verdad que los niños necesitan pasar mucho tiempo con sus padres, especialmente con sus madres.







Trabajo Desde Casa

Rubén Ferrer Pérez dijo...

Interesante lo de la teoría del apego.
No la conocía.
Gracias por compartir

Rubén Ferrer Pérez

Anónimo dijo...

Existe algún método, rutina o terapia que pueda realizar con mi bebé de 27 meses para fortalecer nuestro apego, yo trabajo y esta con mi madre, deje de tener leche suficiente a sus 3 meses de edad y en ocasiones cuando llegó a casa el no quiere verme ni siquiera saludarme, bajó ninguna circunstancia me besa, aunque intento acercarme creo que no he atinado como hacerlo, eso me deprime!!! :-(

cozybebe dijo...

Anónimo: te comparto donde te están respondiendo tu duda:https://www.facebook.com/cozybebe.org/posts/620038808033999?comment_id=5999505&offset=0&total_comments=15&notif_t=feed_comment

¡Carga a tu bebé!