28 abril 2012

Rocío, poesía Gabriela Mistral


Rocío - Gabriela Mistral

Esta era una rosa
llena de rocío:
éste era mi pecho
con el hijo mío. 

Junta sus hojitas
para sostenerlo:
esquiva la brisa
por no desprenderlo. 

Descendió una noche
desde el cielo inmenso;
y del amor tiene
su aliento suspenso. 

De dicha se queda
callada, callada:
no hay rosa entre rosas
más maravillada. 

Esta era una rosa
llena de rocío:
éste era mi pecho
con el hijo mío.

¡Carga a tu bebé!