19 junio 2013

La leche no se va con un disgusto, y nunca le hace daño al bebé

El cuerpo de la madre protege a su bebé
Por Ana Charfén, IBCLC
A veces recibimos la información incorrecta de que las mujeres no deben amamantar cuando tienen un disgusto. Por el contrario, las mujeres al amamantar segregan hormonas que tranquilizan a su bebé y a ellas mismas. En momentos de peligro o problemas, la lactancia es un refugio emocional que provoca sensación de bienestar tanto a la mamá como a su bebé.
La lactancia es una actividad fisiológica muy poderosa. El cuerpo de la madre está enfocado en proteger a su bebé. Las mujeres han amamantado durante guerras, tragedias personales, pobreza, y de esa manera sus hijos han logrado sobrevivir cuando no hay agua limpia ni alimentos disponibles. Aunque la mujer falleciera, la capacidad de su cuerpo para producir leche no se detendría con la muerte, inmediatamente. La leche no se va a ningún lado, y no es tan fácil dejar de producirla si el bebé toma pecho frecuentemente.
En Argentina, existe una leyenda de una mujer que fue encontrada muerta y su hijo seguía alimentándose de su pecho, a pesar de la muerte:
"La imagen retenida por el pueblo es el de una mujer que yacía en los cerros y como la última expresión del amor de madre, sabiéndose cercana a la muerte, apretó a su hijo hacia su pecho y murió amantándolo, y ya muerta continuó su hijo alimentándose del pecho materno. Así los encontraron y así lo relataron los arrieros. Pero hay mas, mucho mas en la historia de la “Difunta Correa”."
Confía en ti, tu cuerpo es fuerte y protege a tu bebé.
Para ilustrar este hecho, veamos esta foto:
Una mujer moribunda en Rwanda, amamanta a su hijo junto a cientos de personas fallecidas que serán enterradas en una fosa común. Los refugiados estaban sucumbiendo a la cólera y la deshidratación, Julio 23, 1994

foto tomada de http://www.boston.com/bigpicture/2011/07/worlds_most_dangerous_countrie.html
















Referencias

Strathearn, L., Iyengar, U., Fonagy, P., & Kim, S. (2012). Maternal oxytocin response during mother–infant interaction: Associations with adult temperament.Hormones & Behavior, 61(3), 429-435. doi:10.1016/j.yhbeh.2012.01.014

No hay comentarios.:

¡Carga a tu bebé!